influencer con pensamientos de narcotraficante

De influencer a narcotraficante, así es la brasileña millonaria de 19 años del momento

Antonio Fernández

Mucha gente opta por tener dos trabajos, ya sea por necesidad o por afición, pero el caso de Lorraine Cutier va mucho más allá. Esta joven millonaria de Brasil, conocida en prensa como “Gatinha da Cracolandia”, era influencer durante las horas del día y cuando llegaba la noche, se convertía en traficante de drogas. Llevaba una vida paralela, que incluso su familia desconocía, y en BelAir Magazine te contamos cómo lo hizo.

Lorraine es hija de una pudiente familia de Brasil y madre de una pequeña de 1 año. Fue detenida en la casa donde se escondía, en la localidad de Barueri, junto a más de 400 dosis de todo tipo de drogas. Además, la “influtraficante” dirigió a los agentes policiales hasta un hotel de Sao Paulo que estaba abandonado y le servía como almacén para todos los estupefacientes, que luego distribuía en la zona marginal de Cracolandia, origen de su apodo. En el momento de la detención negaba dedicarse al tráfico de drogas, apelando que la droga encontrada era para consumo propio.

Durante el día se mantenía activa en sus redes sociales e interaccionaba con sus miles de seguidores. Pero de noche cambiaba su look para usar ropa de deporte y una capucha y poder encargarse del narcotráfico de la zona.

Debido a que creció en el seno de una familia millonaria y era madre de una niña de tan solo 1 año, su condena fue el arresto domiciliario, excluyéndola de prisión. Pero cinco días más tarde la volvieron a pillar trapicheando con estupefacientes y, finalmente, acabó en la cárcel. Desde allí escribió una carta a su madre, a la que le había ocultado su verdadera profesión, diciéndole: “Hola mamá. Sé que ahora mismo no puedo decidir ni pedirte nada. Ni siquiera puedo ver a mi hija. Te quiero mucho. No os olvidéis de mí”.

Tener una vida familiar paralela, aparentar que eres millonaria por ser influencer y ser encarcelada por narcotraficante… No hay que dejarse engañar por lo que se sube a las redes sociales, porque todo el mundo comete errores y nadie es perfect@, aunque las plataformas digitales así lo muestren. Si no te quieres perder noticias como estas, síguenos en las redes sociales de BelAir Magazine (Instagram, Twitter y Facebook). Te contamos esto… y mucho más.