Guante de depilación, una técnica rápida y sostenible

Eva Espasandín

Muchos son los métodos que usan las mujeres para depilarse en las diferentes culturas y civilizaciones. Desde los más artesanales a las últimas tecnologías con láser. Pero en BelAir os queremos hablar del guante de depilación.

Es un simple soporte de piel o polipiel donde se pega un papel adhesivo de sílice. Sin echarte crema ni ducharte, directamente masajeas tus piernas, brazos o, incluso, cara y el vello desaparece, la piel queda muy suave y es completamente indoloro.

También te puede servir para usar junto a cualquier método de depilación, para darte unos retoques en esos días en los que algún vello suelto reaparece pero no es suficiente como para una depilación completa.

LissPad

Muy recomendable para mujeres de todas las edades, incluso para las preadolescentes que acceden al mundo del short y de la minifalda. Este método es muy sencillo y nada doloroso, por lo que será mucho menos intimidante para ellas que métodos como la cera.

La duración de la salida del vello con el guante de depilación es bastante larga, muy apurada, y cada disco adhesivo sirve para 4 ó 5 depilaciones completas de piernas. Los discos usados se pueden reciclar y reutilizar otras tantas veces para exfoliar la piel, esta vez ya sin depilar.

Su precio es absolutamente inigualable, cuesta alrededor de 8 euros en Amazon por 2 soportes de almohadilla de aplicación y 40 almohadillas.

El guante de depilación se reutiliza ad infinitum porque lo fungible es solo el papel adhesivo. ¡Nos encanta apostar por productos sostenibles! En definitiva, acabemos con el tópico de que para estar guapa hay que sufrir.