Conoce las técnicas de depilación más efectivas

María de la Plaza

Con el paso del tiempo, la depilación ha ido evolucionando y ya no son solo las mujeres las que utilizan sus diferentes técnicas para terminar con cualquier rastro de pelo que puedan tener en su cuerpo. Porque la depilación no debería ser un estigma, sino una opción personal. Por eso, si quieres poner punto y final a tu vello corporal, seas del género que seas, en BelAir te damos los mejores consejos para que elijas la técnica que mejor se adapta a tu estilo de vida y tu bolsillo.

Destapando la realidad de la cuchilla

Depilarse con cuchilla es una de las técnicas más habituales, pero esta técnica cuenta con tantos amantes como detractores. Si bien es cierto que la piel queda perfecta de inmediato, su efecto tiene una menor duración porque no eliminamos le vello de raíz. Es la técnica perfecta para una urgencia, por eso queremos destapar algunos mitos y ofrecerte un par de consejos.

Según afirma la Academia Española de Dermatología y Venereología, no es cierto que con la depilación con cuchilla nuestro vello se hace más fuerte o aumenta su cantidad. La diferencia con respecto a otras técnicas reside en que la cuchilla no debilita el pelo, simplemente lo rasura sin afectar al folículo piloso.

Además, si tienes la piel sensible debes tener en cuenta que no vale cualquier cuchilla, por lo que tienes que buscar una especial y evitar depilarte en seco. El paso de la cuchilla por la piel puede generar irritación si no cuentas con la hidratación necesaria, por lo que tu gel habitual bastará para evitar hacerte daño.

Según los expertos, exfoliarse como paso previo a la depilación contribuye a eliminar pieles muertas y evitar así los molestos pelos enquistados. Y, como paso posterior, lavarse con agua fría calma la piel y cierra los poros.

Aprende a depilar con hilo

Esta técnica tiene su origen en Oriente Medio y Egipto y es una práctica, que se transmite de generación en generación, más amable y suave que la depilación con cera. El resultado final es menos irritante y de mejor apariencia. Por eso, si no la has probado nunca, te contamos que la sensación es parecida a la que hacen las pinzas, pero a mayor velocidad.

¿Depilación con luz pulsada o láser?

Todavía hay muchas personas que creen que estas dos técnicas son lo mismo. Sin embargo, no es así. La longitud de la luz pulsada permite tener un espectro mucho más amplio, mientras que el láser produce luz con una longitud de onda específica y la IPL utiliza un amplio espectro de longitudes de onda.

Estos dos métodos se dirigen a la melanina del folículo del pelo y permiten acabar con el pelo de forma permanente en un tratamiento constante y a medio / largo plazo.

El láser, al ir dirigido a una zona seleccionada, ofrece resultados rápidos y está recomendado para tonos de piel oscuros. La energía, la frecuencia y el color del vello son factores determinantes en la eficacia del tratamiento, mientras que la fuente de luz pulsada tiene un impacto un poco menor y por lo tanto más lento.

Desde BelAir queremos destacar que, ante todo, es importante confiar en los profesionales a la hora de depilarte. Pero, en caso de querer hacerlo desde casa recurre a aparatos de marcas con años de experiencia para evitar sustos en nuestra piel. La depiladora de luz pulsada de Braun es un win-win con el que podrás lucir un acabado perfecto en tu piel siempre que lo necesites.