Foto cabecera artículo mascarillas caseras

Mascarillas caseras para una piel ideal

Eva Espasandín

Con la pandemia nos pasamos todo el día con mascarilla y hemos dejado de cuidar tanto nuestra piel porque no se nos ve la cara entera. Un grave error, ya que su cuidado es fundamental para cualquier persona. Hay muchas cremas y tratamientos ahí fuera y puede ser abrumador encontrar los productos perfectos, pero tenemos una buena solución. ¿Qué mejor que hacerte tu propia mascarilla facial en la que controlas qué te pones en tu piel?

En BelAir te mostramos cuáles son las mejores mascarillas que podéis haceros según vuestro tipo de piel. Todas están hechas con productos que tenemos en casa, así que no solo son low-cost, sino que además son ecológicas.

Eso sí, debes saber que, antes de utilizar cualquier tipo de mascarilla, es imprescindible lavar bien la cara, ya que la suciedad se acumula sobre la piel. Esto lo puedes hacer utilizando un limpiador facial y después aplicar un tónico.

Pieles grasas

La piel grasa es muy común entre las mujeres. Esta mascarilla te ayudará a combatir los brillos y la apariencia de una piel grasienta. Lo único que necesitarás es avena y leche. Mezcla dos cucharadas de avena con un par de de leche y remueve hasta formar una masa pastosa suave. Después aplícala sobre la piel y deja que actúe durante 15 minutos. Por último lava la cara con agua fría.

Pieles secas

Para conseguir aportar hidratación a tu cara esta es tu mascarilla. Necesitarás medio aguacate y aceite de oliva. Comienza triturando el aguacate hasta que sea una masa cremosa y, a continuación, vierte una cucharada de aceite de oliva. Una vez que lo hayas mezclado, aplica sobre la cara durante unos 15 minutos. Pasado el tiempo, lávate la cara con agua fría y notarás tu piel más hidratada.

Exfoliar el rostro

El azúcar es el ingrediente más utilizado para los exfoliantes hechos en casa. Para este necesitarás azúcar y aceite de oliva. Hecha en un bol dos cucharadas de aceite y dos de azúcar, mezcla hasta que el azúcar quede prácticamente disuelto. Después lo aplicas sobre la cara, masajeando suavemente y dejas que actúe durante 15 minutos. Por último lávate la cara con agua fría y ya tendrás tu piel como nueva.

Purificar la cara

Si lo que buscas es una piel hidratada, purificada, a la que darle un toque de luminosidad, tenemos la mascarilla perfecta para ti. Necesitarás un pepino y yogur natural. Para empezar, pela el pepino y córtalo en finas rodajas para poder triturarlo, después mézclalo con un par de cucharadas de yogur y pon la masa sobre la piel. Tras dejar pasar 15 minutos lava la piel con agua fría.

Eliminar los puntos negros

Para eliminar imperfecciones como los puntos negros necesitas una clara de huevo, papel y un pincel. Rompe un huevo y vierte únicamente la clara. A continuación, moja el pincel en la clara y aplícala sobre la cara y, por último, rompe el papel en trozos pequeños y ponlos sobre el rostro, de manera que queden pegados. Una vez notes el papel seco retíralo cuidadosamente y elimina los restos de huevo con agua y jabón.