¿Qué aceites esenciales elijo para el otoño?

Judith Hernández

Pocas cosas hay más relajantes y apetecibles cuando llega el frío que un buen baño de sales de Epsom con unas gotitas de aceite esencial de romero, lavanda o rosas, según el gusto. Y es que los aceites esenciales nunca pasan de moda, ocurre como con los jabones y las velas, con tanta variedad de ingredientes y aromas que es difícil decidirse por uno. La firma norteamericana BCL SPA cuenta este año con una novedad, su original formato en roll-on con una revolucionaria fórmula sin cera que los absorbe instantáneamente. En definitiva, remedios terapéuticos que mezclan los aceites esenciales y el aceite de coco, aprovechando los beneficios de la aromaterapia en prácticos envases de 10ml para disponer de ellos en cualquier lugar y momento del día, dada su comodidad de uso y de aplicación sobre la piel.

¿Por cuáles me decido?

En España, distribuye BCL SPA la empresa California Dreaming. Karen Miller, su brand manager, nos comenta acerca de sus propiedades y lo que podemos esperar de cada uno de ellos: “Los aceites esenciales deben aplicarse sobre todo en sienes, muñecas o parte superior del cuello, donde son más efectivos y también en zonas que no toqueteemos mucho, por lo que es fácil que rápidamente hagan su función. El de lavanda y cedro, por ejemplo, te ayudará a sentirte más relajada, tranquila, sin tensiones. El de menta y wintergreen, estimulará tu bienestar mental, así como el de menta y limón aliviará posibles dolores de cabeza. Uno de los más demandados en estas fechas es el aceite esencial de naranja y clavo, que ayuda a aumentar la inmunidad del organismo, así como lo refuerza, haciendo que el metabolismo pueda funcionar de forma más eficiente”.

Además, existen muchos otros aromas -en otras marcas- para conseguir un sueño de calidad y dormir bien (los de jazmín, vetivert o mejorana), para el colapso mental (menta piperita, tomillo o albahaca) o incluso para levantar el ánimo si estamos decaídas (savia, patchouli, ciprés o árbol de té). Lo importante es que sepas cuál es el más indicado para ti y tus necesidades: “También hay que tener en cuenta la estación en la que nos encontramos, en otoño el aire se reseca y nuestras fosas nasales lo notan, conviene por tanto ventilar nuestro espacio de trabajo y todas las estancias de la casa con regularidad, y después, ayudar a purificar el ambiente por medio de un aceite esencial de calidad” – concluye Karen Miller.