Beatriz Fernández (The Gramer): “Las marcas ven en la conexión entre los influencers y sus públicos una de las mejores opciones de promoción”

Rocío Rodríguez

Los microinfluencers están cobrando cada vez mayor relevancia en el universo de Instagram. Perfiles con menos seguidores que los grandes influenciadores de la red, pero con un engagement y una credibilidad sin precedentes que han propiciado que muchas marcas se fijen en ellos a la hora de desarrollar sus campañas de marketing. Los datos no se equivocan: el 80% de los seguidores de este tipo de influencers se convertirá en cliente potencial de la marca que promocionen. Un paradigma que ha dado pie a que cada vez haya más voces en el sector que aboguen por profesionalizar esta actividad. Entre ellas agencias como The Gramer, la primera dedicada a este tipo de perfiles.

Para descubrir un poco más sobre esta actividad entrevistamos a Beatriz Fernández, Influencer Manager de The Gramer, que nos desvela más sobre la agencia y sobre un trabajo que cada vez tiene más adeptos en Instagram.

BelAir. ¿Cómo surge la idea de la agencia?

Beatriz Fernández. The Gramer ha cumplido este mes de febrero un año. Un año muy satisfactorio en el que nos hemos consolidado como la primera agencia integral de representación de perfiles micro. Y es que agencias de influencers hay varias en el sector, pero ninguna se centra exclusivamente en perfiles micro, por los que nosotros apostamos y con los que queremos posicionarnos, ya que son perfiles más creíbles y cercanos que el de los influencers top.

BA. ¿Qué influencers tienen cabida en ella? ¿Por qué?

BF. En The Gramer contamos con perfiles que van desde los 10.000 a los 120.000 seguidores y tenemos un portfolio con enfoques muy diversos. De hecho, creemos que eso es lo positivo, que nuestros chicos no se solapen, sino que cada uno tenga su esencia y huella personal. Algunos están orientados a moda, otros a lifestyle, temas gastro, deporte y fitness, también tenemos perfiles de madres… La verdad que es un amplio abanico y eso es lo interesante. Además, tenemos representados de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Alicante, Santander, Murcia, Canarias y seguimos buscando activamente perfiles de toda la península ibérica para que se sumen a nuestro proyecto.  

BA. ¿Cuál es vuestra labor con ellos?

BF. Gestionamos sus colaboraciones en Instagram y velamos por todos los detalles para garantizar el éxito de la acción. Cuidamos desde el copy, las imágenes, los vídeos, etc. También les brindamos asesoramiento, ya que conocemos el funcionamiento de marcas y otras agencias. Además, presentamos sus perfiles a todo tipo de clientes y preparamos propuestas que se ajustan a las necesidades y objetivos de esas marcas. También conseguimos que formen parte de los principales eventos a nivel nacional, algo positivo para favorecer que se les conozca.

BA. Menciónanos algún caso de éxito que hayáis tenido con alguno de vuestros clientes.

BF. A lo largo de este año hemos trabajado con importantes marcas de diferentes sectores: gran consumo, alimentación, seguros, automóvil, moda, belleza, etc. Y es que hemos detectado que cualquier sector es susceptible de realizar campañas con microinfluencers en Instagram, incluso aquellos que pueden parecer menos propensos como la abogacía o la banca. De hecho, una de nuestras campañas más potentes la gestionamos el pasado verano con una de las compañías de seguros más importante del país, en la que participaron doce de nuestros influencers y con la que se obtuvieron excelentes resultados, tanto de repercusión como alcance y notoriedad.

BA. ¿Cuál es el secreto del éxito en Instagram?

BF. Creemos que el éxito de esta red social, que cada vez es más popular, reside en tres factores principalmente: por un lado, su fácil acceso, que permite que públicos de diferentes edades converjan en él; por otro, su cuidada estética, que favorece que los usuarios lo perciban como un escaparte real; y también la conexión tan fuerte que se establece entre los influencers y sus públicos, que hace que las marcas lo vean como una de las mejores opciones para promocionar sus productos y servicios.

BA. ¿Qué debe tener un perfil para ser cliente vuestro?

BF. Para formar parte de The Gramer buscamos perfiles de calidad. De hecho, siempre hemos priorizado esto frente a volumen. Preferimos tener menos en cartera, pero que sepamos que de verdad tienen potencial y funcionan. Nuestros chicos y chicas son gente seria y responsable, que se toman muy en serio las colaboraciones y que confían en nuestra profesionalidad y saber hacer.

BA. ¿Cómo trabajan los influencers con las marcas en Instagram?

BF. En The Gramer buscamos profesionalizar el sector, ya que creemos que muchas veces las marcas se limitan a retribuir a los microinfluencers simplemente con un producto o experiencia. Pero entendemos que esto es un trabajo y como tal debe remunerarse. Y es que nuestros chicos/as invierten tiempo, esfuerzo, recursos y dedicación a la hora de preparar los contenidos. Existe un trabajo de asesoramiento y de servicio por parte de la agencia para garantizar la calidad y el éxito de la acción y muchas veces las marcas no son conscientes de todo el trabajo de preparación y logística que conlleva. Y es eso lo que queremos cambiar.

BA. ¿Puede vivir un microinfluencer de su perfil de Instagram?

BF. Nuestros microinfluencers no se dedican exclusivamente a esto, sino que tienen su trabajo y dedicación al margen de Instagram, pero ven esta plataforma como una herramienta para darse a conocer y conseguir unos ingresos extra a final de mes. En nuestro portfolio contamos con abogados, ingenieros, emprendedores, músicos… que además explotan su faceta de influencer en esta red social. 

BA. ¿Cuál es el porcentaje de conversión que suelen tener las campañas que lanzáis con vuestros microinfluencers?

BF. El conversion rate es el porcentaje de usuarios que visualizan una publicación o campaña y realizan la acción que se define como objetivo principal de la misma, en relación al número total de usuarios que han visualizado el mismo contenido. Es una variable que fluctúa dependiendo de muchos factores según la campaña, pero la mayoría de expertos coinciden en que un buen conversion rate en Instagram se situaría en torno al 3%. Esto quiere decir que 3 de cada 100 personas alcanzadas por una campaña terminarán realizando la acción para la que esta se definió. Aunque hay otros parámetros de medición como las impresiones, los clics al enlace o el engagement rate, un valor que ayuda a entender y analizar el impacto de las publicaciones de los influencers sobre su comunidad. Por lo general, se establece que una tasa de más de 1% de engagement es buena, mientras que una superior a 2% se sitúa en la media alta. De hecho, está establecido que los microinfluencers duplican la tasa de engagement de aquellos influencers tops.

BA. ¿Qué opciones de colaboración dais a las marcas?

BF. La verdad es que nos adaptamos a los objetivos y necesidades concretas que nos trasladan las marcas. Somos muy flexibles a la hora de trabajar y les facilitamos diferentes propuestas y alternativas que creemos que pueden ser las más positivas para su imagen y la obtención de resultados. Aunque trabajamos en acciones puntuales de un único impacto, cada vez recomendamos a las marcas que apuesten por perfiles de microinfluencers a medio-largo plazo, es decir, por embajadores de marca. Una fórmula cada vez más demandada, que funciona muy bien y que tiene como objetivo una mayor conexión entre marca, influencer y sus seguidores.

BA. Un mensaje para todos aquellos microinfluencers que no han dado el paso de buscar una agencia de representación.

BF. Apostar por una agencia de representación es positiva para que las agencias y marcas te perciban de otra manera y no meramente como un perfil con tal número de seguidores. Creemos que lo mejor es dejar la negociación en manos de profesionales, de los que se recibe un asesoramiento útil sobre muchas cuestiones, además de obtener nuevas propuestas remuneradas.