5 mitos sobre el lavado del pelo que debes desterrar de tu rutina

Rocío Rodríguez

El lavado del pelo es una de las rutinas que más repetimos en nuestra higiene del día a día. Pero con ella cometemos algunos errores que, de tanto oír que son buenos para nuestro cabello, pensamos que son verdad. Por eso en BelAir queremos desterrar los falsos mitos más comunes a la hora de lavar nuestra melena. Lo hacemos de la mano de Lissette Anziani, fundadora de Kóoch Green Cosmetics, que aclara cuáles son las cinco mentiras más populares en torno al lavado del pelo.

El champú tiene que hacer espuma para dejar el pelo limpio

Esto es rotundamente falso. Los champús que hacen mucha espuma es porque contienen sulfatos, pero no significa que limpien más. Los champús sin sulfatos llevan tensioactivos naturales, biodegradables y respetuosos con el medioambiente. No hacen tanta espuma, pero limpian el cabello de forma eficaz.

No se puede lavar el pelo todos los días porque se acostumbra y se cae más

También es falso. Lo normal es lavar el pelo cuando lo notemos sucio. Y si esto ocurre a diario, no pasa nada. Es mejor eliminar la grasa o los residuos que dejarlos sobre el cuero cabelludo. Tampoco se cae más por lavarlo más a menudo. Eso sí, si se lava a diario, es aconsejable elegir un champú suave y respetuoso con el cuero cabelludo y el cabello.

mitos lavado del pelo

Hay que cambiar el champú cada cierto tiempo porque el pelo se acostumbra a él y ya no es tan efectivo

Falso. Si un champú va bien y el pelo está sano y brillante no hay por qué cambiarlo. Solo es necesario utilizar otro champú cuando el cabello está apagado, sin brillo o el cuero cabelludo está irritado o presenta otras molestias.

Hay que frotar fuerte para lavar bien el pelo

Falso. Lo único que conseguiremos si frotamos muy fuerte el pelo es que la cutícula se abra y el pelo se encrespe más. Hay que masajear suavemente el cuero cabelludo con los dedos, dejar actuar el champú entre 1 y 3 minutos y, con los dedos, lavar la melena sin frotar.

Cuanta más cantidad de champú uses más limpio estará tu pelo

Falso. Echa una cantidad de champú equivalente a una cucharilla de postre, emulsiona en las manos y aplícalo en el cuero cabelludo, previamente húmedo. Si lo lavas a diario no hace falta que hagas un segundo lavado de pelo. Si lo lavas cada dos o tres días, sí deberías hacer dos lavados.