Conoce los beneficios de la copa menstrual y descubre cómo ponértela

Atrás quedó esa época en la que la menstruación daba verdaderos quebraderos de cabeza en lo que a higiene íntima se refiere. Compresas que no absorben lo suficiente, tampones que hay que cambiar cada poco tiempo y alguna que otra mala pasada en pantalones claros. Hoy en día estar cómoda es lo que más importa. Y la copa menstrual lo consigue

Su llegada a la vida de las mujeres ha supuesto una auténtica revolución, a pesar de que muchas aún la desconocen y la temen. Lo mismo cuenta con amantes como numerosos detractores, pero los profesionales de la ginecología avalan su eficacia, considerándolo un instrumento óptimo para cuidar el bienestar íntimo femenino en esos tan temidos días del mes. Un producto al alcance de cualquiera, incluso podemos encontrar la copa menstrual en Mercadona.

Además, supone un gran avance en cuanto a sostenibilidad, puesto que está creada con un material hipoalergénico y reutilizable que ayuda a evitar la producción innecesaria de residuos. Desde Chilly, especialistas en higiene íntima, nos han dado las pautas para utilizarla correctamente.

¿Cómo poner la copa menstrual?

  • ESTERILIZA LA COPA MENSTRUAL: en primer lugar es necesario esterilizar la copa menstrual en agua hirviendo, durante cinco minutos, aproximadamente cada 2-3 meses para aseguramos de que está completamente libre de organismos que puedan dañar la flora vaginal.
  • INTRODUCIRLA: pliega la copa menstrual sobre sí misma. Para hacer esto, aplana la copa y luego dóblala por la mitad para que la boquilla haga una forma de «C». Hay varias maneras de doblar la copa, elegir la más adecuada para cada mujer depende de ella. La parte doblada debe mirar hacia el interior de la mano.
  • ASEGURARLA: Con el fin de evitar fugas, asegúrate de que la copa menstrual se haya abierto correctamente, girando la copa después de la inserción. Al hacerlo ayudas a evitar derrames, porque garantizas que se ha abierto completamente.
  • RETIRARLA: guíate por el extremo para llegar a su base, presiona levemente en los laterales para eliminar el vacío y sácala suavemente evitando que se derrame. Una vez vaciada, límpiala con agua templada y vuélvela a introducir.
  • LIMPIEZA: Para acompañar este proceso y evitar el contacto de gérmenes, lo más importante es tener las manos limpias y lavar la copa con agua y jabón PH ácido. Por otro lado, deberíamos asegurar la limpieza de nuestra zona íntima con un gel específico como el de Chilly. Si durante los días que tienes la regla sientes tu zona íntima más sensible, usa un producto enriquecido con elementos calmantes como Chilly Delicado. Su fórmula suave con aloe vera y la hamamelis aporta una placentera sensación de alivio. Ideal para mucosas sensibles y perfecto para limpiar la zona íntima después de haber llevado la copa menstrual durante todo el día.

Hablamos con profesionales

Desde BelAir hemos querido hablar con una profesional para resolver algunas de las dudas más frecuentes entre aquellas que temen la copa menstrual. Isabel Castaño, especialista en Ginecología y Obstetricia en Hospital Quirón de Murcia nos explica:

BA. ¿Es realmente higiénica la copa menstrual?

IC. Verdaderamente es más higiénica que el uso de tampones y compresas por una razón muy sencilla, la sangre se recoge del útero a la vagina justo al ser desprendida del endometrio (capa interna uterina), por lo que es una sangre fresca y no retenida como lo que ocurre con los tampones o compresas que absorben más tardíamente la sangre una vez se empapa el producto y genera olor residual, siendo una especie de cultivo “rico” para bacterias.

BA. ¿Cuánto tiempo puede estar puesta?

IC. En cuanto a la duración, es variable, cada mujer es un mundo, así que dependerá de su flujo vaginal, si conoce su menstruación o, incluso, si toma anticonceptivos.

Mi consejo es que el primer día que la utilices estés unas 4-6 horas seguidas en casa. De esta manera, podrás controlar tú misma el flujo que generas, ya que el impacto de la copa menstrual en las paredes vaginales puede conllevar cambios en la estimulación glandular y generar más o menos flujo. Generalmente el segundo día del periodo es el más abundante, aprovecha este momento para utilizar la copa por primera vez y comprueba a las dos horas cuánto se ha llenado. Vuelve a hacer lo mismo pasadas 4 horas. De esta manera sabrás exactamente si los días de mayor flujo puedes aguantar 2, 4 o 6 horas.

BA. ¿El tampón es un foco de infecciones?

IC. El tampón siempre ha sido la opción más higiénica en comparación a la compresa. Yo misma he utilizado los tampones por su comodidad a la hora de hacer deporte, pero una vez que apareció la copa menstrual y los numerosos estudios que avalaban su seguridad en cuanto a reducir el riesgo de infecciones no dudé en probarla. Estoy completamente a favor de su utilización siempre y cuando la manipulación de la copa se haga con las manos recién lavadas.

Además del aumento de infecciones habituales con el uso de tampones por microorganismos de la vagina, se sabe que algunos generan dioxina en su proceso de fabricación, siendo este compuesto nocivo para la salud y capaz de afectar a nuestras hormonas (disruptor hormonal).

BA. ¿Cómo sabe la gente qué talla de copa necesita?

IC. Normalmente partimos de que la vagina está formada por una capa muscular y una capa de mucosa sobre la misma, que es la que produce la mayor parte del flujo. En chicas que comienzan a tener la regla y no han tenido relaciones, esas paredes están sin distender, por lo que probar con la talla más pequeña es lo adecuado.

En el siguiente escalón tenemos a la chica de edad fértil, sexualmente activa, que realiza deporte y sin hijos, y en el siguiente escalón tendríamos a la mujer que haya tenido algún parto previo.

BA. ¿Se ha convertido en algo habitual entre tus pacientes?

IC. La verdad es que las primeras personas con las que he comentado la estabilidad y comodidad del uso de copa menstrual han sido con compañeras de profesión.  

Dentro de mis principios tengo aprendido que, aparte de la ciencia y leer artículos sobre el producto, la certeza de haberlo probado yo misma como mujer es lo que más tranquilidad me da a la hora de recomendarlo.

 BA. ¿La copa puede usarse mientras duermes, mantienes relaciones sexuales o haces deporte?

IC. Por supuesto, recordando el principio de que cada organismo es diferente. Si duermes una media de 8 horas, aprovechando que por la noche la cantidad de flujo se reduce, la puedes llevar y vaciarla nada más levantarte.

Para el deporte es más cómoda que el tampón y que la compresa, no cabe duda. En cuanto a las relaciones, siempre la puedes llevar, pero no practicar la penetración. Como ginecóloga, me gustaría destacar que debemos olvidar el concepto de “no sexo” durante la menstruación. Hay otras muchas actividades sexuales que se pueden llevar a cabo con la pareja que no requieren penetración. De hecho, es un buen momento para disfrutar de otros sentidos.

BA. ¿Puedo contraer enfermedades si utilizo la copa menstrual?

IC. No deberías contraer enfermedades si previamente no las padecías. Es decir, si tienes propensión a padecer infecciones de orina de repetición o infecciones vaginales, yo te recomiendo una revisión previa al uso de copa menstrual, no necesariamente porque aumente el riesgo (ya demostrado que no), pero por tener una puesta a punto de tu vagina para la utilización de algo nuevo.

BA. ¿El material del que están hechas puede provocar alergias?

IC. La copa menstrual no provoca alergias, gracias a que está hecha de material llamado Thermolast, que es un Elastómero Termoplástico medicinal (TPE), no es de silicona, ni de látex, ni PVC y tampoco lleva proteínas. Gracias a la ausencia de estas substancias esto es antialérgico. Tampoco lleva decolorantes, desodorantes ni geles absorbentes… y, por lo tanto, no tiene por qué producirte nada extraño

BA. ¿Dónde es más seguro comprarla?

IC. Aconsejo comprarla en farmacias, asegurarnos de que el material que lleva sea uno de los que os he comentado y, ¡a disfrutar!

BA. ¿Cuál es la mejor forma de ponerla para evitar dolores?

IC. Lo ideal, la primera vez, es que utilices lubricante que tengas por casa o bien vaselina, de esta manera será menos molesto. Normalmente con la menstruación nuestra sequedad vaginal aumenta.  

Antes de colocarla, lávate bien las manos, échate un poquito de lubricante y dóblala por la parte más ancha (la copa) formando una “w”. Una vez introducida, deja que se abra; mi consejo para asegurarte que está abierta adecuadamente es girarla un poquito por el mango y comprobar que se ha abierto totalmente en la parte superior de la vagina.

Me gustaría resaltar que no hace falta hervirla cada vez que nos la quitamos, pero sí cada 2-3 meses. Es decir, el recambio habitual debe ser simplemente enjuagarla un minuto debajo del grifo con jabón PH Ácido y volver a colocarla. Una vez terminados los días la lavas con jabón otros 2-3 min y las guardas adecuadamente en la bolsita. Pasados los 3 meses, sí deberías hervirla.

BA. ¿Cuál es el tiempo estimado de vida de este tipo de producto?

IC. ¡Es una maravilla para el medioambiente! No sabéis la cantidad de tampones y compresas que se utilizan en la vida fértil de una mujer, en cambio, una copa menstrual puede durar 10 años si la cuidas bien. Ahora que conocemos la seguridad de la copa menstrual, hay que reutilizar productos.

María de la Plaza

Madrileña de nacimiento , pero cántabra de corazón nació creyendo que de Madrid al cielo pero pronto comprendió que pasando por el Buciero (monte de su tierruca). Explotará todo en esta ciudad, para acabar descansando el trabajo duro en su querido norte. Amante de los viajes y la búsqueda de los mejores productos trae consigo varios ases bajo la manga que no os dejarán indiferentes.