¿Cómo podemos lavar las brochas de maquillaje en casa correctamente?

María de la Plaza

Conoce los mejores sets de brochas y cómo lavar las brochas de maquillaje en casa con BelAir Magazine. Las marcas más recomendadas para cuidar al detalle tu maquillaje.

Los sets de brochas de maquillaje han ido cobrando protagonismo a lo largo de los años, convirtiéndose en una herramienta no solo necesaria para los profesionales del maquillaje, sino también para todas nosotras. Atrás quedaron los años en los que una misma brocha multiusos servía para todo: para los polvos bronceadores, para el colorete o la base.

Los maquilladores profesionales insisten en que no es necesario contar con 20 brochas de maquillaje, sino con un set de cuatro o cinco que nos permitan aplicar los productos adecuadamente. Las hay de todas las formas y materiales. Las sintéticas funcionan mejor para el producto líquido, ya que absorben menos cantidad. Por el contrario, las de pelo natural son las más acertadas para productos en formato polvo. Para que no tengas ninguna duda, te explicamos cuáles son las brochas esenciales que no debes dejar de llevar en tu neceser.

Brocha de maquillaje mofeta

Es el formato perfecto para aplicar la base de maquillaje. Su nombre se debe a que suelen tener dos colores para diferenciar los dos materiales que la componen. Por un lado, fibra sintética negra que ayuda a dar fuerza a la brocha gracias a su grosor y por otra fibra natural con las puntas más finas que ayudan a dar un acabado natural a nuestro maquillaje. De esta forma, nos permitirá aplicar bases en diferentes texturas, siendo la herramienta más versátil de nuestro neceser.

Brocha de maquillaje para polvos

Para lucir un color bronceado o eliminar los brillos de nuestra piel es imprescindible tener la brocha de las brochas. Debe ser redonda y plana, con fibras naturales que permitan un mayor dinamismo a la hora de extender lo polvos. Una de las más utilizadas es la kabuki.

View this post on Instagram

#brochasdemaquillaje #makeupbrushes #brochapolvos

A post shared by Fresia.romero (@jeidcosmetics) on

Brocha para colorete

Existen muchas variantes. Todo dependerá del tamaño de tu pómulo y cómo se ajuste a él. Es el básico que nos ayudará a integrar el color a la perfección. Si buscamos ser muy precisos a la hora de esparcir el producto, una de colorete pequeña será la mejor decisión. Aplicar el colorete correctamente ayudará a que nuestro rostro tenga armonía y se vea más alegre.

Brochas para los ojos

Hay quien prefiere utilizar los dedos para el maquillaje de ojos, pero una buena brocha será más precisa y nos asegura una mayor duración. En este caso, las brochas con punta redondeada son ideales para diseños que ocupen toda la cuenca del ojo. Para las amantes del delineado, una brocha con punta afilada es la clave.

¿Cómo lavo mis brochas de maquillaje en casa?

Las brochas están en contacto constante con nuestra cara y son el vehículo perfecto para las bacterias que luego generan imperfecciones. Mantén tus brochas de maquillaje limpias en casa y ten en cuenta que deberían ser una herramienta intransferible. Los profesionales advierten de que deberíamos lavarlas cada semana aproximadamente. Existen productos especializados para limpiar las brochas, pero para todos aquellos que no tengáis y queráis hacerlo de forma sencilla solo necesitaréis: una toalla, agua tibia y un champú o gel PH neutro.

Llenamos nuestro lavabo con agua tibia y disolvemos el jabón. Introducimos nuestras brochas durante 20 minutos y las dejamos en remojo. Pasado ese tiempo, las aclaramos haciendo círculos en la palma de nuestra mano y, sin frotar para evitar dañar sus fibras y con cuidado, apretamos con la toalla para cerciorarnos de que eliminamos todo el jabón y retiramos el exceso de agua.

Las dejamos secar boca abajo al aire y ¡Listas para volver a usar nuestras brochas de maquillaje!