LA ROSARIO DE EXTREMADURA

Conoce a La Rosario, la abuela influencer de Extremadura

Antonio Fernández

Abuela, influencer, humorista, luchadora y de Extremadura, así es La Rosario. Esta influencer de 89 años de edad está siendo todo un fenómeno en redes sociales. Diferentes medios se han hecho eco de su talento y, desde BelAir Magazine, no queremos dejar la oportunidad pasar de conocerla mejor. Por ello, te traemos una entrevista con ella, ¡descúbrela! 

¿Cómo se siente al ser reconocida en redes sociales como una influencer en toda regla?  

LA ROSARIO: Es muy emocionante que gente que ni te conoce (y que en muchos casos no conocen ni Extremadura), ponga en valor el trabajo que haces en redes sociales e incluso se animen a visitar nuestra tierra. Sí que tengo que reconocer que a día de hoy me sigue haciendo mucha gracia lo del término “influencer”, lo de que incluso me manden regalos o me pidan fotos.

Me llegas a decir hace 10 años que me iba a pasar todo esto y me hubiese reído pensando que me estabas contando un chiste.  No puedo tener más que palabras de agradecimiento a toda esa gente que me manda mensajes de cariño cada día y que se siente identificada con mi discurso. Está siendo una experiencia muy bonita. 

Los primeros vídeos son del confinamiento y de forma espontánea, pero ¿qué le ha llevado a seguir queriendo subir vídeos a las plataformas digitales? ¿Quién le ha impulsado a ello?  

LR: Jamás se me olvidarán los mensajes que nos enviaba la gente tras la publicación de los dos primeros vídeos. Estaba siendo una época muy difícil para todos, estábamos encerrados en casa sin poder salir y encender la tele no ayudaba porque todo lo que recibíamos eran malas noticias. Es en ese momento donde decidimos grabar el primer vídeo de “21 días de cuarentena” para así pasar un buen rato y evadirnos de todo lo que estaba ocurriendo a nuestro alrededor. En esos vídeos íbamos solo con la cámara y 4 ideas apuntadas en un papel. Lo que no nos esperábamos era la gran acogida que esto iba a tener por parte de la gente.

Cada día recibíamos cantidad de mensajes de gente que nos daba las gracias por hacer un poquito más amena su encerrona, incluso gente de fuera de España. Desgraciadamente los que más han sufrido esta pandemia han sido los más mayores y muchísimos de esos nietos se ponían en contacto conmigo para desahogarse y contarme que veían algo en mí que les recordaba a ellos. Esa es la principal causa y motivo por el que sigo grabando estos vídeos, por esas personas que se transportan al lado de sus abuelos durante unos minutos y que sirven para reivindicar el papel fundamental de los abuelos en nuestras vidas. 

@larosariotv

Las luchas sociales son un pilar fundamental en el contenido que publicas, ¿crees que haría falta tener más voces como la suya para hacer de este mundo un lugar mejor y más justo?  

LR: Por supuesto que sí, hay muchas cosas que mejorar aún en nuestra sociedad y creo que es muy importante mojarse. Normalmente se suele ver la parte mala de las redes sociales, pero es una plataforma que, si la utilizas bien y unimos voces, se consiguen muchas cosas. Procuramos que nuestro contenido siempre lleve una pizca de reivindicación, al fin y al cabo, Extremadura es una tierra muy bonita pero también con muchas carencias, es por eso que intentamos a menudo mediante el humor exigir esas mejoras que tanto nos merecemos.  

A su edad, ¿cómo se maneja por Internet? ¿Ha sido difícil para usted acostumbrarse a una nueva realidad donde es más fácil hablar por teléfono que cara a cara?  

LR: Internet y yo no nos llevamos nada bien jaja. Mis nietos me explican de vez en cuando cómo funciona y la cantidad de oportunidades que os ofrece, pero para nada me veo con un móvil táctil desde el que poder ver la tele, hacer videollamadas o incluso leer periódicos del otro lado del mundo. Yo siempre he sido una mujer muy tradicional e incluso a veces un poco chapada a la antigua, aunque sí es verdad que no me ha quedado otra que adaptarme a los tiempos que corren e ir aprendiendo cosas nuevas para no quedarme anticuada. 

Como toda persona conocida en redes sociales, ¿le han surgido haters o personas que desprestigian su trabajo?  

LR: Por supuesto que sí y esto fue una de las primeras conversaciones que tuvimos mi nieto Gonzalo y yo cuando empezamos a grabar este tipo de vídeos y lanzarlos a las redes. Iba a haber gente que le gustase lo que hacíamos y a otra no, así de simple. El mundo de Internet a veces puede llegar a ser muy cruel porque no sabes a quién le puede llegar tu contenido. Nosotros desde el primer día tuvimos claro que a este tipo de personas no hay que prestarles ni un segundo de tu atención y que no íbamos a tomarnos ninguno de sus comentarios de forma personal.

Aunque he de reconocer que en estos casi dos años que llevamos con el proyecto han sido muy muy poquitos haters. Preferimos quedarnos siempre con la parte buena y los miles de personas que nos han mandado mensajes de ánimo durante este tiempo. Esos mensajes que te recuerdan la razón por la que merece la pena hacer lo que haces. 

El humor forma parte de su rutina, ¿en qué momento se dio cuenta de que podía utilizar su imagen para alegrar y ayudar a otras personas?  

LR: Siempre hemos sido unas personas muy alegres y a las que les gusta el cachondeo. Cuando nos sentamos en la camilla mi nieto Gonzalo y yo, parece que no pasa el tiempo de lo bien que nos lo pasamos. Hacemos humor casi de todo, es por eso que coincidimos mucho en opiniones y en la forma en la que queremos transmitir nuestro mensaje: con humor. Creemos que la mejor forma de reivindicar algo es desde una perspectiva graciosa, cercana, que te haga sonreír pero que a la vez te llame la atención el tema.

Hemos hablado de temas muy serios como la salud mental, la sexualidad, las carencias que seguimos teniendo en Extremadura y, creemos que la razón por la que se han hecho virales algunos de estos, es por el enfoque que le hemos dado. El humor suele ser una de las características que más llama la atención de nuestro contenido y de las que más nos agradecen cuando nos escriben mensajes.  

@larosariotv

¿El camino que ha tenido hasta conseguir esos tantos miles de seguidores ha sido duro? ¿Qué trayectoria han seguido sus redes sociales?   

LR: No diría que ha sido un camino duro, pero sí que ha tenido mucho trabajo detrás. Cualquiera que entienda un poco sobre cómo funciona esto del mundo audiovisual sabe que crear un guion desde cero, editar el vídeo para que quede resultón y moverlo por redes no es una tarea fácil. Para lanzar un vídeo de 3 minutos a lo mejor hemos estado una media de 3-5 horas trabajando en él, es por eso que nos emocionamos tanto cuando vemos que alguno de ellos se convierte en viral o incluso lo proyectan en canales de televisión.

Cuando todo esto empezó subíamos los vídeos a las redes de mi nieto, pero llegó un momento donde tuvimos que hacer un parón y aclarar ideas porque se nos estaba empezando a ir de las manos. En muchas de las ocasiones era imposible responderle a todo el mundo. Es por eso que decidimos crear hace un año el perfil de @larosariotv, donde todo fuese más directo y desde el que poder gestionar los vídeos, comentarios, colaboraciones y entrevistas.

Ha sido una de las mejores decisiones que hemos podido tomar porque para nosotros es mágico ver cómo va creciendo poquito a poco este proyecto y cada vez se van sumando más y más seguidores a estos “monólogos” de una típica abuela extremeña que habla desde el salón de su casa. 

Tod@s tenemos días buenos y malos, pero en el mundo digital las apariencias engañan muchas veces. ¿Ha habido veces en los que no le apetece grabar, pero lo hace para mantener a sus seguidores a su lado?  

LR: Por supuesto que tenemos días buenos y malos, y eso también es muy importante mostrarlo en redes para que no se cree esa “imagen perfecta” de que todo lo que ocurre en Internet es ideal. En nuestro caso lo tenemos muy claro, este proyecto se seguirá realizando mientras los dos podamos, tengamos ganas y nos lo pasemos bien, que fue la principal causa por la que empezamos a hacer estos vídeos.

Le hemos cogido mucho cariño a nuestros seguidores y siempre intentamos tener algo de contenido para entretenerlos, es por eso que solemos “trabajar” por adelantado, grabar varios vídeos seguidos e ir lanzándolos cuando nos apetezca.  

Usted y su nieto Gonzalo os mostráis como sois, reales y cómplices, pero ¿quién le está cogiendo más el gusto al uso de las redes sociales y a ser reconocid@?  

LR: Sin duda es la mejor parte de todo esto que estamos viviendo, que esta experiencia nos está uniendo (incluso aún más) como abuela y nieto. Siempre hemos tenido claro que esto un trabajo de dos y que somos imprescindibles el uno para el otro. Él es la parte que desde la sombra mueve los hilos, gestiona los temas, los edita y los promociona y yo soy la cara visible, la que habla y la que le pone el arte. Incluso después de todo lo que está pasando con este proyecto, seguimos siendo los mismos, igual de humildes.

Te diría que yo soy la que está viviendo la mejor parte de todo esto, al fin y al cabo, es a la que ve el mundo cuando pone cualquiera de nuestros vídeos o a la que le mandan los mensajes de cariño. Por parte de Gonzalo, él ya se dedicaba de antes de forma profesional al mundo de la comunicación y las redes sociales, por lo que esto se lo toma como un juego y como un proyecto personal del que disfrutar conmigo. 

@larosariotv

La sociedad ha hablado y La Rosario se ha convertido en todo un fenómeno que aparece en múltiples canales como televisión, radio, prensa y un sinfín de plataformas. ¿Usted se cree todo lo que ha conseguido ha sido por ser auténtica, por hablar alto y claro de situaciones injustas del mundo, bailar al son de C Tangana y ser una abuela sin trampa ni cartón?  

LR: Me cuesta mucho mirar atrás y buscar una razón por la que a día de hoy se tome la opinión de La Rosario como la de un “fenómeno”. Simplemente me veo a mí, con la claridad, naturalidad y picardía de estos 89 años que tengo. Los vídeos que hemos hecho son porque nos han apetecido cuando nos han apetecido, no hemos tenido a nadie exigiendo ninguno de los temas o el enfoque, y eso es muy importante, hemos sido nosotros mismos y hemos dejado nuestra esencia y acento en cada uno de ellos.

Hoy en día hay mucho miedo a mojarse respecto a ciertos temas, y esto se acentúa en las redes sociales donde si alguien no está de acuerdo te lo va a poder rebatir (y en la mayoría de las veces con malos modos). Yo de eso ya paso. Como decía Alaska, “yo soy así y así seguiré” y creo que es la razón por la que la gente sigue viendo a día de hoy mis vídeos, porque ven verdad, reivindicación, humor y esa faceta deslenguada y de la voz de la experiencia que les recuerda a sus abuelos reflejada en mí. 

¿Podría dar un consejo a nuestr@s lector@s que quieran iniciarse en el mundo de las redes sociales?  

LR: El consejo que le daría a todas esas personas que se plantean iniciarse en el mundo de la creación de contenido es que sean ellas mismas en todo momento, al fin y al cabo, la verdad, la humildad y la naturalidad siempre ganan. Que sean felices con lo que hacen y lo más importante (y esto es un paso previo y crucial antes de abrir un perfil en cualquier sitio), cuidarse mentalmente y pasarse por el forro los comentarios que le puedan hacer daño.  

Así es ella, todo un fenómeno en redes sociales y en la vida real. Una abuela influencer que no tiene ni trampa ni cartón, es natural, original y divertida. Â¡Le deseamos todo lo mejor en su futuro digital!