Víctor Fernández Correas (escritor): “La vida es la mayor de las novelas, cuyo final siempre está por escribir”

Rocío Rodríguez

El periodista Víctor Fernández Correas lleva cerca de 20 años contando qué pasa en el sector de las Tecnologías de la Información de este país. Su otra pasión es la Literatura, con mayúscula, y, dentro de ella, la novela histórica. Nació en Saint-Denis, en los alrededores de París, aunque se siente extremeño por tres costados —verato, por simplificar— y conquense por el cuarto. Hasta la fecha ha publicado “La conspiración de Yuste” (2008), “La tribu maldita” (2012) y “Se llamaba Manuel” (2018), que está teniendo un enorme éxito entre los lectores y la crítica; y ha participado en las antologías “Cervantes tiene quien le escriba” (2016) y “Un 4 de febrero” (2018). Uno de sus relatos ya ha sido llevado al cine. Y aspira a escribir y divertirse haciéndolo. No lo perdáis de vista, porque se está convirtiendo en uno de los autores más respetados del panorama nacional.

BelAir. ¿Qué es lo que te mueve a escribir? ¿Cómo comenzó todo?

Víctor Fernández. De manera casual, como imagino que empieza todo aquel que tiene la inquietud de plasmar ese universo interior forjado a base de lecturas en negro sobre blanco. Empezar a escribir en sí, allá por finales del siglo pasado, cuando se me planteó la posibilidad de participar en varios certámenes literarios de la provincia de Cáceres. Pero fue uno, el Princesa Jariza, de Jaraíz de la Vera, cuya victoria me hizo abrir los ojos y empezar a tantear la posibilidad de escribir una novela. Aquel relato constaba de una treintena de páginas y ya suponía una aventura mayor que contar, pues hasta entonces todo lo que había escrito eran relatos de pocas páginas. Ese fue, sin duda, el germen que me impulsó a empezar a escribir novelas. Su primer fruto: «La conspiración de Yuste».

BA. Carlos V sigue muy presente en tu vida…

VF. Sí, tanto de manera literaria como profesional. En lo que a lo primero respecta, sigo escribiendo su vida para el blog ‘Cita en la glorieta’ con la intención de publicarla en algún momento. En cuanto a la segunda faceta, soy el responsable de comunicación de la Red de Rutas del emperador Carlos V.

BA. Háblanos de tus otros libros…

VF. Aparte de “La conspiración de Yuste”, novela dedicada a los últimos meses de vida del emperador Carlos V, “La tribu maldita” se desarrolla hace cerca de medio millón de años en la Sierra de Atapuerca, en Burgos. Una novela complicada, dado que sus protagonistas no hablan, sino gruñen, amén de las consideraciones propias del género evolutivo —Homo heidelbergensis— que protagoniza la novela. Mientras, “Se llamaba Manuel” es una historia que se desarrolla al comienzo de la década de los 50 del pasado siglo XX, en una España en la que se decía que ya había empezado a amanecer, aunque no para todos. Luego, dos colaboraciones en sendas antologías con carácter humanitario como son “Cervantes tiene quien le escriba” y “Un 4 de febrero”, junto con otra de carácter histórico que verá la luz —aún confío en ello— este año.

BA. De uno de tus textos se ha grabado un corto con importantes artistas. Cuéntanos más sobre este proyecto.

VF. Sí. Hace un par de años gané el Premio del Jurado del I Certamen Internacional de Relatos del Olivo y, entre otras cosas, recogía la posibilidad de elaborar un corto con dicho relato. Corto que se rodó a comienzos de junio del año pasado, de la mano del director Luisje Moyano, y que se ha distribuido por certámenes y festivales de todo el mundo. Tuve la oportunidad de asistir al pase privado y me gustó mucho el resultado final.

BA. ¿Cuál es el género en el que te sientes más cómodo?

VF. En realidad, se trata de tener claro qué historia quieres escribir y cómo hacerlo. De ahí que, sin darte cuenta, puedas mezclar distintos géneros, pero he de reconocer que me siento muy a gusto tanto con la novela histórica como con el thriller.

BA. Cuéntanos cómo es el proceso de creación de tus novelas.

VF. Lo primero es tener en cuenta el tema, de qué voy a escribir. A continuación, inicio un proceso de investigación sobre ese tema y, una vez reunida la documentación, trazo la línea temporal acerca de lo que quiero escribir. A partir de ahí creo a los personajes con todas sus características antes de ponerme a escribir, lo que no suele ocurrir hasta tres meses después, como mínimo, de tener clara la historia y la documentación con la que cuento para escribirla.

BA. ¿Cuáles son tus referentes en Literatura?

VF. Hay de todo, suelo leer a toda clase de autores y autoras, algunos (y algunas) ya amigos, aunque hay referentes a los que suelo acudir de cuando en cuando como es el caso de George Orwell, Stefan Zweig, Miguel Delibes, Pérez-Reverte o Julio Cortázar, por citar algunos.

BA. Recomiéndanos ese libro que no puede faltar en nuestra colección.

VF. ¿Uno solo? Muy complicado, pero como no me queda más remedio, “Momentos estelares de la humanidad”, de Stefan Zweig.

BA. ¿Qué recomendación darías a los jóvenes que empiezan a escribir?

VF. Lo primero, que lean, que se harten de leer. Y, cuando se hayan hartado de leer, pero de verdad, y tengan una idea en la cabeza sobre qué escribir, que se lancen a hacerlo sin miedo. Pero, lo primero y básico, leer, leer mucho.

BA. ¿Cómo está afectando al sector la crisis sanitaria?

VF. Mucho. Ten en cuenta que esta es, junto a la Navidad, la época más importante en lo que a la compra de libros y lanzamiento de novedades se refiere, amén de que es la época en la que los autores podemos departir con los lectores. Es una situación difícil, complicada, que se sortea como se puede manteniendo encuentros virtuales, interactuando más con ellos, etcétera. Pero es una situación complicada y con un futuro incierto. Aunque, ¿cuándo no lo ha tenido la cultura, y más el sector del libro?

BA. ¿Qué es lo mejor y lo peor que te has encontrado en el sector?

VF. Me quedo siempre con lo mejor. Así que, aparte de algunas satisfacciones personales, conocer a tal o cual persona gracias a mis novelas, poder hablar con los lectores acerca de ellas, de sus personajes. Es algo impagable y que te reconforta, además de animarte a seguir escribiendo.

BA. ¿Cuáles son tus próximos pasos?

VF. Terminar de contar la vida del emperador Carlos V y alguna que otra novela que anda rondando por ahí, o bien que me reclama para concluirla.

BA. ¿Qué es para ti la Literatura?

VF. Vivir la vida. Al fin y al cabo, la vida es la mayor de las novelas, cuyo final siempre está por escribir.