Germán Bernad (Kaotiko): «Nuestro proceso de creación es brutal, es pura artesanía»

Judith Hernández

Germán Bernad nace en 1979 en Elche en el seno de una familia trabajadora y enfocada al mercado del textil y el calzado. Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad Europea de Madrid, lleva media vida dedicándose al mundo de la moda. Incursionó en esta industria realizando sus prácticas en un showroom, donde se dio cuenta de que esta industria era su verdadera pasión. Desde entonces, ha llegado a ocupar puestos como el de Director Comercial del área de moda tanto de Puma, entre 2003 y 2010, como de Hummel, entre 2013 y 2015. Actualmente es el Director General de Kaotiko.

BA. Desde 2015 eres socio de Kaotiko, ¿qué viste en esta marca para querer formar parte de ella a este nivel?

GB. Fue mi hermano Juanra, Director Comercial de Diesel Calzado en ese momento, el que me habló de Kaotiko. me dijo: «fijate en esta gente, que lo está haciendo muy bien y busca un socio que le ayude a expandirse». Unas semanas después convocamos una reunión con Ángel y Katia, fundadores de Kaotiko, y empezamos a trazar un plan de expansión.

BA. Después de más de 20 años en la industria de la moda, os estáis reinventado: multitud de tiendas repartidas por todo el territorio, flagships e, incluso, internacionalización. ¿Qué balance hacéis y cómo afrontáis el futuro?

GB. El balance es muy positivo, hemos pasado de empresa a marca en poco tiempo. Kaotiko ya es un referente entre los jóvenes nacionales y cada vez más para los internacionales. Además, en países como Alemania o Bélgica estamos teniendo un incremento en ventas online muy significativo.

BA. Disponéis de vuestras propias colecciones de moda streetwear, ¿cómo y dónde creáis las prendas?

GB. El proceso de creación es brutal, es pura artesanía. Desde que se lanzan las ideas, se eligen los patrones y se crean las contramuestras, donde se retocan mangas, cintura y todo tipo de detalles, hasta conseguir el resultado deseado.

BA. ¿Quién diseña las prendas? ¿Dónde buscais inspiración?

GB. El departamento de diseño se encuentra en Barcelona capitaneado por Katia, la fundadora de Kaotiko. Ella y su equipo están continuamente creando, basándose en las tendencias, lo que ven en la calle, en redes sociales… También tienen mucho contacto con el personal de tiendas para que les transmitan lo que ellos perciben.

BA. Os identificáis como una marca ‘slow fashion’, ¿por qué y qué significa para vosotros este distintivo?

GB. Podemos decir que somos una marca que vive el momento, vamos diseñando y fabricando según lo pide el mercado. Eso nos permite fabricar cantidades pequeñas, lo que hace que no tengamos stock y que podamos ofrecer colecciones con más frecuencia de lo normal.

BA. Sois una marca sostenible y que apuesta por el proveedor local, ¿cómo lo hacéis para conseguirlo?

GB. Fabricamos de manera local, casi todo se hace en Mataró; pero tenemos proveedores en Igualada, Granada, Elche, etc; y va a seguir así mientras el mercado nos los permita. Trabajamos con profesionales del sector que llevan muchos años en esto: cortador, bordador, patronista, plancha…

Cuando formamos a los chicos para trabajar en las tiendas siempre les decimos: «esta prenda la ha cortado, bordado y planchado una persona que podría ser un familiar tuyo», y es la realidad, mi padre ha sido fabricante de calzado y mi madre aparadora.

BA. ¿Cuán importante es para vosotros la apuesta por el medioambiente? ¿Queréis crear conciencia con vuestra política de sostenibilidad entre vuestros clientes?

GB. Es fundamental que todos estemos concienciados de lo importante que es respetar el medioambiente. Nosotros queremos concienciar a nuestros clientes de lo importante que es el consumo responsable, el consumo de calidad.

Desde nuestras tiendas intentamos aportar nuestro granito de arena reciclando bolsas, cartones, entre otros, y utilizando plástico reciclado para proteger las prendas. Desde producción estamos invirtiendo poco a poco en materiales ecológicos y reciclados para confeccionar las colecciones, para que cada vez tengan más protagonismo en ellas este tipo de materiales.

BA. Tenéis una línea de ropa que no distingue entre género denominada ‘genderless’, ¿cómo surge esta idea y por qué? ¿Qué buscáis con este tipo de colecciones?

GB. Todo surge cuando nos percatamos de que las prendas que etiquetamos como «hombre» se las compran también las mujeres y viceversa. Eso es muy guay, porque lo importante es llevar lo que te apetezca y con lo que te sientas cómod@, independientemente de que sea una prenda de hombre o de mujer.

BA. Además de vuestras colecciones también tenéis otras marcas en vuestras tiendas ¿qué os aporta esta doble vertiente y qué criterios seguís para elegir a las marcas?

GB. Las marcas que acompañan a Kaotiko en nuestras tiendas son aquellas que nos ayudan a conseguir el objetivo esperado: un espacio multimarca donde encontrar los mejores productos de las marcas más deseadas en cada momento y nuestro departamento de compras lo sabe hacer muy bien.

BA. ¿Cuál es vuestro valor diferencial? ¿Por qué la gente debería fijarse en vuestra marca?

GB. Nosotros somos un equipo que se puede considerar una familia, al que le apasiona lo que hacemos y eso se ve reflejado en cada prenda, en cada foto, en cada tienda… Afortunadamente, cada vez tenemos más ¨comunidad» que se siente identificada con lo que hacemos y eso en esta profesión es de agradecer.