Cafés

Café Pendiente, el sabor de la solidaridad

Andrea Alonso

El concepto de «café pendiente» («caffè sospeso» en italiano) es una antigua tradición napolitana que consiste en pagar dos cafés: uno para sí mismo y otro para un cliente más desfavorecido, que no tiene los medios para adquirir uno.

En base a esta idea, el objetivo de Café Pendiente en Alcalá de Henares es involucrar en esta iniciativa a vecinos y a locales comerciales, ya sean Cafeterías, Restaurantes, Bares, Pastelerías, Panaderías, Fruterías o Tiendas de Alimentación.

El funcionamiento es que los clientes entren en el local, paguen su café, pan, fruta, verdura, bollo, ropa, bocata, menú y dejen uno “pendiente”, es decir, uno pagado anónimamente para alguien que lo necesite, alguien sin recursos.

De esta manera, el local lo irá apuntando en una pizarra visible al público, indicando que hay algo pendiente.

¿Por qué nos gusta?

Porque es una iniciativa solidaria muy sencilla y económica para quien deja el café pendiente. Lo que no es nada para ti, puede que sea mucho para otro. Si entras en un bar con un amigo, puedes pedir tres cafés – uno para ti, otro para tu amigo y un «café pendiente» para alguien que no conoces. Cuando una persona sin recursos entra en este establecimiento y pide al jefe si tiene un café pendiente para él, le servirá como cualquier otro cliente -puesto que se ha pagado por adelantado-.

¿Dónde encontrarlo?

Lo podéis encontrar en varios locales adjuntos en su web o en su cuenta de Instagram.

También puedes escribirles en su Whatsapp: 660584617 o en su mail cafependientealcaladehenares@gmail.com