Castellana Lane, artesanía de la moda española

Silvia della Savia

La historia de los bolsos Castellana Lane empieza en La Palma, una tranquila isla del archipiélago canario. Su fundadora, Ana Cortés, un día de 2014, antes de ir a un mercadillo para vender las hortalizas que había cultivado en su huerto ecológico, decidió hacer una bolsa con un saco de café reciclado y decorarlo con unas flores para que sus clientes pudieran llevar su compra a casa.

Aunque aún no lo sabía, en ese momento nacieron los bolsos de Castellana Lane.

La firma apuesta por el slowfashion, creando productos artesanales y handmade, en donde el entero proceso está hecho con materiales cercanos como las flores naturales.

¿Por qué nos gusta?

Por ser 100% Made in Spain, que utilice productos muchas veces reciclados y que te hagan recordar la naturaleza y el vínculo que tenemos con la tierra. Todo hecho a «fuego lento».

¿Dónde encontrarla?

A través de su página web, Instagram o Facebook.