Caducidad de influencers

L@s influencers tienen fecha de caducidad y es momento de renovarse o quedar en el olvido

Antonio Fernández

Aquellas personas que rentabilizan su vida a través de redes sociales, l@s archiconocid@s influencers, pueden pasar a segundo plano si no consiguen traspasar la frontera que los propios consumidores de contenido están marcando y en BelAir Magazine te explicamos el por qué.

Muchos de l@s influencers que vemos hoy día en nuestras pantallas ya no saben qué les deparará el futuro, y es que cada vez se encuentran en una situación más complicada. El algoritmo de las redes sociales puede afectarles en gran medida ya que, si no se muestra su contenido, es como si estuvieran olvidados. Pero… ¿y esto a qué se debe?

Bien es cierto que l@s influencers en los inicios no tenían dependencia económica de las marcas que promocionaban, pero en la actualidad la profesionalización que está sufriendo este sector está haciendo que los productos que se muestran en redes sociales no sean percibidos como recomendaciones, si no como publicidad pura. Y el giro que están tomando estos influenciadores para poder vivir de sus redes está haciendo que tanto los seguidores como las marcas quieran un cambio de rumbo, haciendo que su atractivo tenga fecha de caducidad.

La solución no es novedosa para el mundo general, pero sí en el de redes sociales. Siempre han existido los Meet&Greet para famosos y artistas, donde te daban la oportunidad de conocer al artista en cuestión a través de un importe económico. L@s influencers seguirán esta misma tónica si lo que quieren es seguir viviendo de las redes sociales. Muchas plataformas digitales ya cuentan con espacios especializados para los suscriptores más premium, los cuales tendrán que pagar para poder visualizar contenido diferente al de una cuenta pública o, incluso, poder tomar las decisiones del día a día de las personas de las que son fans.  

Ejemplos de ello son Twitter o YouTube, donde puedes ayudar al creador con aportaciones económicas a cambio de recibir información y visualizar su contenido antes que nadie. Hay que tener en cuenta que no todo el mundo estará dispuesto a pagar por ver la vida de otros, ya que eso se seguirá pudiendo hacer gratuitamente. De este modo, solo aquell@s influencers con más proyección e influencia serán los que sobrevivan a este mundo digital tan cambiante, en el que los suscriptores son los que mandan sobre su continuidad y no al contrario.

Renovarse será cuestión de cada creador de contenido, elegir qué publicidad sí y qué publicidad no también, pero que su fama crezca y sea reconocido como una persona verdaderamente influenciadora dependerá de todas aquellas personas que daremos like a sus publicaciones. Por ello, est@s influencers no deberían creer que tienen asegurado su futuro, porque el mundo está en constante cambio y en redes sociales todo va a doble velocidad.

Si lo que quieres es enterarte de todo al momento, no te olvides de seguirnos en las redes sociales de BelAir Magazine, que te contamos todo esto y mucho más.