ventajas y desventajas colaboraciones

Ventajas y desventajas de las colaboraciones entre marcas e influencers

Antonio Fernández

Cuando hablamos de publicidad en redes sociales, seguro que piensas en alguna marca que trabaja conjuntamente con influencers. Las firmas consiguen un beneficio económico al atraer público por parte de influencersInfluencers ganan prestigio trabajando con ellas y además les reporta un valor monetario. En BelAir Magazine te explicamos las ventajas y desventajas que muestran las colaboraciones entre marcas e influencers.  

¿Por qué se hacen este tipo de colaboraciones? 

Para entrar en contexto, primero hay que saber qué es realmente un influencer. Esta figura ha tomado valor en el mundo digital en los últimos años debido al auge de las redes sociales. Todas las publicaciones que suben a las plataformas digitales tienen una repercusión mayor a las de cualquier otro usuario. A través de este poder, comparten experiencias que influyen en el comportamiento de los demás. Aunque reciben las críticas y la admiración de seguidores, se ha convertido en una profesión muy demandada por las marcas.  Según la agencia de marketing digital NeoAttack, «El 92% de los usuarios confía en las recomendaciones personales a la hora de comprar: la importancia de los influencers para una marca.»

Estas han creado lazos con estos personajes públicos para convertirlos en embajador@s de sus productos. Pero para crear esta unión es necesario algo más que tener popularidad en redes. Las marcas buscan a influencers con los que compartan imagen, filosofía, valores, estilo y público objetivo. Gracias a estas colaboraciones, l@s influencers les proporcionan una imagen más cercana, dialogante y activa ante su principal target, ganando así confianza y reputación para ambas partes.  

Muchas veces se puede pensar que estas colaboraciones conllevan un esfuerzo económico muy grande para las marcas, pero nada más lejos de la realidad, en ocasiones es al contrario. Las marcas simplemente envían sus productos a influencers de manera gratuita para que est@s los prueben y los enseñen en sus redes sociales. Pero este método solo funciona si los productos son realmente buenos y concuerdan con el estilo de l@s influencers, esperando realizar colaboraciones futuras y llegar a un mayor público.  

Últimamente, el rumbo de este tipo de trabajos, aunque se siguen haciendo, está cambiando. Cada vez son más l@s influencers que se dan cuenta de que, al publicar un producto, este se agota y tiene una gran repercusión. De esta forma, influencers como Dulceida, Marta Carriedo, Rocío Osorno o María Pombo, ya han creado sus propias marcas para sacar un beneficio íntegro y no depender de firmas externas.  

¿Quién se beneficia de quién? 

En este caso, el beneficio es mutuo. Es un círculo recíproco en el que mientras unos consiguen reputación, otros popularidad. Y ambos, un recurso monetario. Pero no todo es bueno en estas colaboraciones. En el mundo de las redes sociales también se encuentra la parte negativa a través de los comentarios y las críticas que surgen de este trabajo conjunto, pudiendo llevar a crear graves crisis de comunicación, tanto para representante como representado.  

Así es, las colaboraciones entre marcas e influencers son uno de los recursos más utilizados en el marketing y redes sociales, y cada vez más. Debido a esto, hay países que están creando leyes para regular este tipo de colaboraciones y proteger a la audiencia. En este punto el beneficio es para las marcas, influencers y l@s seguidores. Si quieres enterarte de todas las noticias del mundo influencer, no te olvides de seguir a BelAir Magazine en redes sociales. Te contamos esto, y mucho más.