la llorería en malasaña

A llorar a “La llorería”, o no. El nuevo espacio de salud mental de Malasaña

Antonio Fernández

Cuando se dice que Madrid es la ciudad que lo tiene todo, no es mentira. Todo lo que buscas lo tienes. Y ahora, debido a la alta visibilidad que está teniendo la salud mental, ha abierto “La llorería”, un espacio único dedicado a la normalización de sentirte mal. Porque sentirte mal, está bien. En este lugar podrás echarte fotos, llorar y normalizar el pedir ayuda para acudir a terapia psicológica. En BelAir Magazine te mostramos cómo es. ¡No te lo pierdas! 

Un grupo de psicólogos ha abierto las puertas a todo el mundo de poder entrar a “La llorería”. Siguiendo la famosa frase, “a llorar a la llorería”, este espacio se ha convertido en un lugar único donde poder expresar todo lo que sientes, y llorar, literalmente.  

Los promotores han llevado a cabo este proyecto para visibilizar la salud mental y normalizar el estar mal. En su interior, podrás encontrar multitud de espacios decorados con frases de motivación y salas interactivas. A partir de ahora, publicar una fotografía en redes sociales mostrando la tristeza, algo inusual en las plataformas digitales, será una realidad. 

Pero realmente… ¿visibiliza o banaliza la salud mental? 

“La llorería” se ha vuelto viral y la campaña publicitaria de este espacio se ha hecho sola. Al fin y al cabo es un lugar más donde el postureo, las fotos y los neones son tendencia. Podrás publicar una foto en Instagram con una bonita, y atípica frase, sobre la tristeza, pero… ¿qué pasa cuando tras 24 horas desaparece la foto? La tristeza seguirá ahí y la promoción de un sitio que banaliza en lugar de visibilizar la salud mental también.  

No hay que romantizar los problemas psicológicos y, mucho menos, dar charlas animando a la población a que dejen de lado las redes sociales para evadirte e ir al psicólogo, pero durante el fin de semana ir a un lugar en el que se te incita a publicar una foto más de postureo… ¿es bueno? 

Debido a la pandemia, los casos de ansiedad y trastornos depresivos han aumentado y vulgarizar o popularizar este problema real no es una solución para las personas que realmente lo sufren. Este espacio servirá para que, si tienes un mal día, puedas ir a despejarte y reírte en sus salas muy bien diseñadas para la foto, pero no para solucionar los verdaderos problemas que la salud mental puede acarrear.  

En definitiva, llorar es bueno y sentirte mal también. Si lo quieres publicar en tus redes está bien también, pero si necesitas ayuda de verdad, ponte en manos de expertos que acoten tu problema. El postureo solo hará que ocultes lo que más te preocupa por un tiempo más.  

Síguenos en las redes sociales de BelAir Magazine para enterarte de todas las novedades y sitios más llamativos. Te lo contamos todo al momento, lo bueno y lo menos bueno.