Tatuajes: te contamos su historia

María de la Plaza

El origen de los tatuajes se remonta a hace miles de años. Concretamente, su origen data de entre el 3370 a. C. y el 3100 a. C., al haberse encontrado cuerpos momificados en ese periodo que ya los llevaban. Un ejemplo es el de Otzi “el hombre de hielo”, descubierto en los Alpes de Otzal en 1991 y considerado como la momia humana europea más antigua, que se conservó de manera natural gracias a las bajas temperaturas. Cuenta con un total de 61 tatuajes en diferentes zonas de su cuerpo que se crearon con hollín y ceniza.

Una práctica que no solo era habitual en esta zona, ya que existen certezas de que se llevaba a cabo en ubicaciones de Alaska, Mongolia, Groenlandia, Egipto, China, Sudán, Rusia y Filipinas en diferentes épocas de la historia. En muchas de ellas sus habitantes se tatuaban animales como símbolo de protección, ya que creían que de esta forma estos nunca les atacarían.

Los egipcios, al menos 2000 años a. C., también utilizaban los tatuajes, no solo con fines decorativos, sino como tratamiento médico. Lo curioso es que solo se practicaba en la piel de las mujeres. No fue hasta más de mil años después cuando los hombres comenzaron a tatuarse.

En Norteamérica asociaban el tatuaje con el mundo religioso. Muchos de sus habitantes rendían culto a sus dioses tatuando su imagen en la piel de los más pequeños. Además, suponía un símbolo que permitía esquivar a la muerte.

Pero esta costumbre no siempre ha estado bien vista. Hay etapas de la historia, como la Edad Media y Moderna, donde la hegemonía de la Iglesia católica provocó que incluso fuera castigada. Solo los caballeros cruzados podían utilizar esta técnica, ya que tatuaban su cuerpo para poder ser reconocidos en caso de morir en el campo de batalla.

Asimismo, la literatura china antigua también hace referencia al uso de tatuajes. Algunas de las momias encontradas en sus cementerios datan de alrededor el 550 a. C. Sin embargo, también se consideraba una práctica asalvajada y muchos delincuentes condenados eran marcados con una señal en la cara para advertir al resto de la sociedad que esa persona no era de fiar. Mientras que, en contraposición, la mafia japonesa se servía de esta técnica para demostrar su lealtad y valentía.

Con el tiempo, la utilización del tatuaje para marcar a personas non gratas hizo que se convirtiera en una práctica que muchos aborrecían y rechazaban por sus connotaciones negativas. Pero su persistencia hasta nuestros tiempos se debe a su aparición y desaparición de forma cíclica.

Hoy en día el tatuaje se ha convertido en una moda muy aceptada y que cada vez atrae a más gente. Nuestra actitud hacia el tatuaje ha cambiado gracias a la influencia de la tendencia neoyorquina, a la búsqueda de una proclama de fuerza y, sobre todo, el ejemplo de personas influyentes que no han dudado en pasar por la aguja para marcar su cuerpo.

Etimología

Su origen etimológico procede de la Polinesia, donde “tátau” significa “marcar”. Lo samoanos tenían por costumbre tatuarse desde muy pequeños hasta cubrirse por completo. Utilizando herramientas manuales como caparazones de tortuga o dientes de jabalí, llevaban a cabo el grabado en ceremonias de ascensión de un jefe más joven a un papel de liderazgo dentro de la sociedad. Al tratarse de un proceso muy doloroso, si el joven no era capaz de soportarlo, cargaba toda la vida con la señal de la vergüenza.

Artistas destacados

Amanda Wachob

Nombrada 50 veces una de las personas más creativas del mundo, cuenta con sede en Nueva York. Esta artista es conocida mundialmente por su trabajo conceptual a través del tatuaje de acuarela. destacando por cerrar la brecha entre este arte y las acuarelas.  

Chaim Machlev

Procedente de Tel Aviv, pero residente en Berlín, el artista de posiciona como un referente en la perfecta combinación entre la forma y la mística de la representación. Chaim ha demostrado un control total tanto de las líneas como las formas geométricas, lo que le permite lograr un equilibrio entre la simplicidad y el diseño.

Alice Carrier

Desde su estudio privado en el sudeste de Portland, Oregón, ha logrado crear su estilo propio, cada vez más demandado. También conocida como la artista de “El País de las Maravillas”, ella misma asegura que es descendiente de las brujas Salem. Su estilo trata de exhibir la naturaleza combinada con elementos de lo más tradicional y lo oculto.

Ien Levin en Kiev

Directo de Ucrania, es considerado uno de los diez mejores tatuadores del mundo. Con un predominio de las líneas negras, sus ilustraciones adquieren un aire anticuado que ya ha enamorado a sus fans. También cabe destacar su asombrosa habilidad para el puntillismo y su gusto por la naturaleza, los insectos y los animales a la hora de diseñar.

LOS MEJORES TATUADORES DE MADRID

Mimi Tattoo – Martin de los Heros 18 Madrid

Marla Moon – Contacta con ellos a través de su correo hola@marlamoon.com.

La Manuela Tatto – Calle Manuela Malasaña, 24