Apivita, la sociedad de las abejas

María de la Plaza

Apivita, cuyo nombre proviene del latín y significa «vida de la abeja”, colabora con apicultores seleccionados que comparten sus valores centrados en el desarrollo ecológicamente sostenible y disponen, además, de colmenas propias. Las 200 colmenas de APIVITA les recuerdan diariamente sus raíces. Dependiendo de la época del año, las desplazan de los almendros de Ática a las montañas de Arcadia, entre plantas autóctonas, manzanos y cerezos. En primavera y a últimos del verano, «ascienden» hasta los abetos del monte Mainalo, regresando finalmente a Ática en otoño, cuando florecen los castaños.

Con sus productos, combinan ingredientes activos extraídos de forma natural, extractos de plantas de la naturaleza griega, productos apícolas de gran valor nutricional y aceites esenciales orgánicos. Sus fórmulas incluyen ingredientes naturales en un 85-100%, excluyendo el uso de siliconas, parabenos y aceites minerales.

¿Por qué nos gusta?

Porque en esta marca se cuida hasta el más mínimo detalle. Fomenta prácticas de apicultura benigna, en las que únicamente obtienen el 40% de la producción de sus colmenas (dejando el 60% de la miel en los panales) y, como medida de protección, solo interviene utilizando aceites esenciales y extractos naturales. Y, sobre todo, por sus más de 40 años de experiencia en la investigación y el desarrollo de productos innovadores.

¿Dónde encontrarla?

A través de su página web o su cuenta de Instagram, donde puedes ponerte en contacto con ellos para obtener información adicional o averiguar sus puntos de venta más cercanos.