Reinventar la moda gracias a la tecnología

Sabrina Tortora

Si hacemos una retrospectiva de los avances tecnológicos del siglo XX y XXI y todo lo que cada invención ha significado para crear nuevos estilos de vida, es probable que terminemos pensando en las amas de casa de antaño que descubrieron cómo ahorrar tiempo gracias a la lavadora o los primeros coches, que llegaban máximo a 70 Km/h.

La tecnología ha avanzado mucho a lo largo de la historia más moderna y en los últimos años lo ha hecho a un ritmo vertiginoso, prometiendo redimensionar cada aspecto de nuestra vida en un tiempo récord. Uno de los sectores beneficiados por este progreso ha sido el de la moda, que si bien sigue apostando por lo tradicional en muchas ocasiones, también ha tomado todo lo bueno que la tecnología podía ofrecerle para evolucionar y obtener, por ejemplo, tejidos más funcionales que se adapten más fácilmente a los nuevos tiempos.

En este punto cabe mencionar que han surgido diferentes iniciativas de la mano de ingenieros y expertos del sector, que han innovado para crear un antes y un después en la historia de la moda. Te contamos cuáles son:

Imagina la ropa perfecta, la que no requiere de casi ningún cuidado

Si has descartado la idea de llevar camisas a diario solo por no tener que plancharlas es porque no has conocido todavía lo que algunas marcas denominan moda inteligente. Hablamos de piezas fabricadas con telas que, gracias a la nanotecnología, son antiarrugas, repelen las manchas y el mal olor y no cambian de color con el tiempo. Esto implica no tener que lavarlas tan a menudo, ningún planchado y una mayor durabilidad, lo que supone un ahorro considerable para nuestros bolsillos.

Por otro lado, las marcas que producen este tipo de productos suelen estar muy concienciadas con el respeto al medioambiente y son sostenibles. De esta forma, luchar por combatir el concepto de moda rápida de “usar y tirar”, más contaminante por todos los recursos destinados para producir prendas que son desechadas en un corto periodo de tiempo.

La marca española Sepiia es un perfecto ejemplo de moda inteligente y sostenible. Su lema es muy claro: “una prenda que uses menos de 5 veces y tires a los 35 días de comprarla produce 400% emisiones de carbono más que una que usemos 50 veces y tengamos durante un año”.

La también española Smartex apunta a que sus productos nos aportarán mayor calidad de vida: “creemos que las personas deben emplear su tiempo en cosas importantes, como estar con la familia, hacer deporte o dedicarse a otros hobbies”.

En la misma línea se encuentra la marca Sutran, que al igual que las anteriores produce las piezas en nuestro país y no solo contribuye con productos que mejoren la vida de las personas, “sino que queremos también contribuir a la industria con sentido común”.

Estos son solo tres buenos ejemplos nacionales de una tendencia que ha llegado para quedarse y que promete adaptarse mucho mejor a nuestro estilo de vida actual.