El manual definitivo para elegir mascarilla

Rocío Rodríguez

Tras varios meses de debate sobre la efectividad del uso de la mascarilla para frenar los contagios por Coronavirus, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas consideraron que, si no se puede mantener la distancia de seguridad, la mascarilla debe ser obligatoria en los lugares públicos para toda la población mayor de 6 años.

Mascarillas higiénicas:

Al igual que con las mascarillas quirúrgicas, las higiénicas protegen más a las otras personas de un posible contagio que a uno mismo. Por tanto, no son un equipo de protección individual que siga el Reglamento UE/2016/425. La cuestión es que si todos llevamos estas mascarillas, todos vamos a estar protegidos frente al virus, ya que hacen de barrera y frenan las posibles partículas que se proyectan al estornudar o toser.

¿Quiénes deben llevarla? Sanidad recomienda este tipo de mascarillas para las personas sanas.

¿Qué debe aparecer en el etiquetado?

· Fabricante

· UNE 0064-1:2020: en las mascarillas higiénicas no reutilizables para adultos.

· UNE 0064-2:2020: en las mascarillas higiénicas no reutilizables para niños.

· UNE 0065:2020: en las higiénicas reutilizables para adultos y niños.

También el nombre del producto, la talla, si es reutilizable o no, el material y las instrucciones de uso.

Mascarillas quirúrgicas:

Son las más habituales en hospitales y centros de salud. Su uso no debe excederse por más de cuatro horas y se utilizan para evitar el contacto con las salpicaduras de fluidos, ya sea hablando o en cirugías. Con este tipo de mascarillas, ponemos a salvo al resto de personas de posibles estornudos o fluidos que puedan salir de nuestra boca mientras hablamos o tosemos pero nosotros no estamos a salvo del virus. Esto se debe a que están diseñadas para filtrar el aire que se expulsa al hablar, toser o estornudar pero no filtran el aire inhalado y, por tanto, no sirven para evitar la entrada de partículas contaminantes en nuestro organismo.

¿Quiénes deben llevarla? Las pueden usar las personas sanas, pero Sanidad las considera prioritarias para personas sintomáticas o asintomáticas positivas.

¿Qué debe aparecer en el etiquetado?

· Fabricante

· Marcado CE: asegura que el producto cumple con la legislación.

· UNE EN 14683: la referencia a esta norma asegura el cumplimiento de un estándar de calidad.

· Tipo I o Tipo II o IIR: debe indicarse el tipo de mascarilla según la Eficacia de Filtración Bacteriana (EFB). Las de Tipo II se denominan IIR si también son resistentes a salpicaduras (sangre y otros líquidos biológicos).

Mascarillas EPI:

Son las siglas de Filtering Face Piece, es decir, de máscaras que filtran el aire que se expulsa, por lo que sirven de barrera de protección en ambos sentidos, tanto para la persona que la lleva puesta como para quienes están a su alrededor.

Existen tres tipos de mascarillas FFP:

· FFP 1 filtran al menos el 78% de las partículas presentes en el aire. Su utilización evita que contagies.

· FFP 2 filtran al menos el 92%. Su utilización evita que contagies y que te contagien.

· FFP 3 filtran al menos el 98%. Su utilización evita que contagies y que te contagien.

¿Quiénes deben llevarla? Los EPI son el tipo de mascarilla que se recomienda a profesionales y personas que trabajan de cara al público y para los grupos de población considerados vulnerables.

¿Qué debe aparecer en el etiquetado?

· Fabricante

· Marcado CE: asegura que el producto cumple con la legislación.

· UNE EN-149: la referencia a esta norma asegura el cumplimiento de un estándar de calidad.

· NR o R: el marcaje NR indica que no es reutilizable y el marcaje R que sí lo es. El Consejo General de Colegios Farmacéuticos subraya que es importante no confundir esta R con la que puede aparecer en las quirúrgicas, que indica su resistencia a salpicaduras pero no su posible reutilización.

· FFP1, FFP2 y FFP3: estos códigos hacen referencia al tipo de mascarilla según su eficacia de filtración.

· P1, P2 o P3: indican los tipos de filtros contra partículas.

El abanico de mascarillas que se pueden adquirir en la tienda online Imaskki comprende distintos tramos de edad: para adultos y para niños (de 0 a 3 años y de 3 a 6 años) y destacan por su amplia variedad de colores y diseños, una característica significativa ya que los colores y formas divertidas fomentan el uso entre los más pequeños al provocar menos rechazo a la hora de ponérselas.

Desde Imaskki señalan que lavarse bien las manos con agua y jabón antes de manipular la mascarilla es muy importante, así como comprobar que la mascarilla cubran tanto la barbilla como la boca y la nariz. Por último, otro consejo es que si necesitamos quitárnosla debemos lavarnos las manos y frotarlas con gel hidroalcohólico para su correcta desinfección.