Cinco consejos para renovar tu armario y seguir las tendencias de forma sostenible

Rocío Rodríguez

El otoño ya ha llegado de forma oficial, y aunque cueste dejar el verano atrás, cada vez apetece más añadir nuevas capas al outfit. Con la vuelta paulatina a las oficinas y las ganas de retomar la rutina, para muchos es la hora de hacer el cambio de armario y poner el vestidor a punto.

Las ganas de estrenar modelo y de ir en tendencia entran en conflicto con el objetivo creciente de los españoles por cuidar del planeta y ser más sostenibles en su día a día. El 60% de los españoles afirmaba durante la pandemia que estaba intentando tomar medidas para ayudar a frenar la crisis climática y reconocía la importancia de realizar pequeños cambios para contribuir con el medioambiente, según un estudio elaborado por Bulb, startup tecnológica de energía 100% verde.

La industria textil tiene una importante huella ambiental y genera un 8% de los gases de efecto invernadero que se producen anualmente, un 10% de las emisiones globales de carbono y cerca del 20% de las aguas residuales.1 Para contrarrestar este efecto, y poder seguir la moda pero de forma más consciente y sostenible, Sandra Manrique, Communications Manager de Bulb, comparte cinco consejos para esta temporada:

1. Dale una segunda oportunidad a tu prenda preferida: en ocasiones, el tiempo hace mella en nuestra ropa y no podemos evitar su desgaste, pero no creas que no tiene arreglo. ¿Las polillas se han dado un festín con tu jersey más cómodo? Tu costurera de confianza puede ayudarte. ¿Tu camisa más bonita te queda grande o pequeña? Busca a un sastre para que la arregle. ¿O quizás tus botas para el otoño aparentan estar ya muy desgastadas? Aprende a usar cera natural para devolverles el brillo del primer día, tanto en calzado de mujer como de hombre. ¡Y también sirve para cuero sintético!

2. Compra ropa de segunda mano: la ropa vintage está de moda y comprar prendas de segunda mano puede ser una gran idea para renovar tu armario esta nueva temporada. Además de completar tu outfit, reducirás tu huella de carbono y las emisiones de CO2, ya que estás reutilizando ropa y evitando la producción de nuevas prendas. Recuerda que todas las tendencias vuelven, así que estate atento a las tiendas y mercadillos de segunda mano o busca oportunidades en plataformas como Zalando, Vinted o Wallapop.

3. Lava de forma consciente: la forma en la que lavas y secas tu ropa no solo te ayudará a ahorrar dinero en las facturas del agua y de la electricidad, sino que también ayuda a proteger el planeta. Se estima que cada lavado cuesta alrededor de unos 40 céntimos. Del total de energía que se consume, el 90% se gasta al calentar el agua. Este porcentaje se puede reducir, ya sea usando menos agua o bien empleando agua más fría. Incluso a la hora de planchar existen formas de ser más sostenible, como usar el vapor del agua cuando te duches para suavizar los pliegues de la prenda arrugada. Además, esperar hasta poder llenar la lavadora, lavar a temperaturas bajas o dejar secar la ropa al aire libre y no en secadora te puede hacer ahorrar unos euros que se notarán a final de mes.