Sara Merino: “La tecnología 3D nos permite diseñar el interior y exterior de una casa sin ni quiera haber empezado a construirse”

María de la Plaza

Hoy en Belair hablamos con Sara Merino, joven burgalesa fundadora de la compañía Píxel Propio. Un nuevo concepto de arquitectura que ha llegado para revolucionar el mercado de la compra de viviendas y todo lo que conocíamos hasta el momento de este sector. Tal y como nos cuenta Sara, es “un mundo de ideas, innovación y creatividad” que combina la infoarquitectura y el diseño 3D.

Píxel Propio se sirve de la tecnología para realizar renders arquitectónicos hiperrealistas, que permiten dejar de imaginar y poder vender de una manera mucho más fácil viviendas de obra nueva.

“Si se quiere hacer una nueva promoción de viviendas o reformar una que ya existía con enviarme los planos de dicha vivienda y mediante programas como Cinema 4D, 3Ds Max y VRAY simulo, con medidas exactas, cómo va a quedar el inmueble”, nos cuenta su fundadora.

Es precisamente a través del 3D cómo desde la compañía son capaces de levantar muros, crear muebles y texturas ofreciendo una simulación lo más fiel posible al resultado final. De un simple plano se hace una recreación tanto exterior como interior del proyecto, pudiendo ver la casa sin si quiera haber empezado a construirse. Pero no termina ahí. Gracias a la tecnología de vanguardia, Píxel Propio ofrece servicios de realidad virtual, creando imágenes y videos 360º que nos permiten probar una auténtica experiencia sensorial.

🦩BelAir. ¿Quién es Sara Merino y cómo surge Píxel Propio?

Sara Merino. Una vez terminada la carrera de periodismo y publicidad, empecé a trabajar en varios proyectos publicitarios, creando la imagen corporativa de algunas empresas. De forma paralela me especialicé en la visualización de imágenes 3D.

Cuando terminé la carrera tuve una “crisis existencial”. No sabía qué camino seguir, a qué dedicarme y me negaba a no seguir aprendiendo, había muchas cosas que no sabía y me llamaban la atención. Es en este momento cuando conozco el mundo 3D y me encantó.

Observé un cambio en el mercado, la gente empezaba a ver la crisis como algo superado y, por lo tanto, se animaba a comprarse una vivienda. Es por este motivo que empecé a observar que mi ciudad, Burgos, se llenaba de grúas. Fue entonces cuando decidí que era el momento de aprender 3D y a hacer infografías. Había una necesidad en el mercado y yo estaba dispuesta a cubrirla.

Encontré un profesor con el que daba clases por Skype y eché muchas horas en frente del ordenador probando y probando. Al principio hubo gente que intentó quitarme las ganas de embarcarme en esto. Hablé con arquitectos que me dijeron que era un mundo muy complejo y casi inalcanzable si no tenías nociones básicas de arquitectura. Cuando oí esto me desanimé, pero más tarde fue el empujón que necesité para meterme de lleno con ello. Quise retarme a mí misma y ver hasta dónde podía llegar y tratar de conseguir aprender aquello que me interesaba. Estoy muy contenta de haber emprendido esta aventura, de haberme probado a mí misma y de seguir con ganas e ilusión por aprender.

🦩BM. ¿Qué proyectos ha llevado a cabo Píxel Propio?

SM. Hemos trabajado en tres promociones de obra nueva diferentes, creando los renders de las viviendas, así como realidad virtual, tour 360º y web.

Mi último proyecto es “Esquina Oxford”, una promoción de Viviendas de la Guía 2008, S.L. En su página web se pueden apreciar todas las infografías y la realidad virtual diseñadas para la promoción de obra o el tour 360º.

Actualmente me encuentro realizando las infografías y acciones publicitarias para una urbanización de 52 viviendas en Burgos.

🦩BM. ¿Qué es lo más complejo a la hora de empezar un proyecto nuevo?

SM. Darse a conocer diría que es lo más difícil. Crear una reputación y que los clientes se fíen de tu trabajo. Asentar las tarifas es también tarea difícil, ya que al principio no sabes cómo monetizar tu tiempo y trabajo.

🦩BM. ¿Cómo se empieza una compañía de cero?

SM. Lo primero que hice fue pensar qué servicios iba a ofrecer. Después pensé en el nombre e imagen que quería dar a la marca. Cree la imagen corporativa y registré la marca en la OEPM.

La verdad es que nadie me explicó el procedimiento a seguir, busqué en internet, fui a la Tesorería de la Seguridad Social para que me diesen una firma electrónica para poder hacer los trámites con la OEPM telemáticamente. Una vez registrada la marca hice la página web y las redes sociales de Píxel Propio.

🦩BM. ¿Crees que la combinación tecnología-decoración puede ser una tendencia que se asiente en el futuro?

SM. Más que tendencia, hablaría de ellos como una necesidad. Poder visualizar tu casa antes de que esté hecha, reformada o amueblada es el futuro. De esta forma uno puede saber a ciencia cierta cómo quedará su vivienda. Esto es una ventaja para el cliente y también para la empresa decoradora, ya que al mostrar al cliente el resultado final del proyecto evitas futuras reclamaciones.

🦩BM. ¿Te estás encontrando con mucha competencia? 

SM. Concretamente en Burgos, donde resido actualmente, solo conozco otra empresa que se dedique a las infografías hiperrealistas, por lo que no podría hablar de mucha competencia en mi ciudad. Sin embargo, es un trabajo descentralizado, por lo que suelen contratar a empresas de renombre, aunque no residan en el mismo municipio que la empresa que lo contrata.

🦩BM. ¿Qué obstáculos has encontrado en este sector?

SM. Uno de los principales ha sido la edad. Antes de iniciar este proyecto buscaba trabajos relacionados con lo mío, pero pedían experiencia de tres a cinco años. Por eso me gustaría reivindicar oportunidades para los más jóvenes. Nos hemos estado preparando mucho, tenemos mucha ilusión y necesitamos oportunidades para desarrollar nuestra trayectoria profesional.

🦩BM. ¿Dónde te ves en el futuro?

SM. Espero poder abrirme un hueco en el mercado, expandir Píxel Propio y que me vaya conociendo más gente, teniendo la oportunidad de trabajar de esto, que es lo que verdaderamente me gusta y apasiona.

Además, sigo estudiando y especializándome para perfeccionar y diversificar los servicios que ofrezco. Ojalá en unos años tenga una amplia red de clientes y pueda dedicarme exclusivamente a esto.

🦩BM. ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere emprender, pero no sabe por dónde empezar?

SM. Creo que lo principal es la ilusión. Antes de iniciar algo uno debe plantearse si es algo que le hace feliz. Emprender es una tarea difícil. Darse a conocer y buscar un camino en el mercado es complicado, pero si lo que haces te ilusiona y te hace feliz pondrás todas las medidas para crear tu marca o empresa y, poco a poco, disfrutar de tu trabajo.

Además de la ilusión y la felicidad, me parece importante hacer una investigación de mercado y tratar de ofrecer aquello que aún no se oferta o se hace escasamente.

La diferenciación con los competidores es clave. En mi caso pensé: quiero dedicarme al mundo de la publicidad, pero en Burgos ya existen agencias que tienen nombre y hacen lo que yo quiero hacer. ¿Qué puedo hacer? Detecté una necesidad en el mercado de realización de imágenes 3D e infografías, además de poder ofrecer un servicio publicitario completo a aquellas empresas que demandasen estos servicios. Una vez encontrada la necesidad y mi posibilidad de diferenciarme de la competencia me puse a estudiar y a aprender lo más rápido posible, antes de que llegase alguien como yo y quisiera hacer lo mismo.