La moda después de la Covid-19, ¿cuál será su futuro?


Llegará un momento en el que la emergencia causada por la Covid-19 habrá pasado, en la que parecerá un recuerdo lejano. Vendrá un «después». Desafortunadamente, aún no hemos llegado a ese punto y, mientras esperamos, hay quienes se preguntan cuál será el impacto socio económico y psicológico que causará a la sociedad. Pero también, hay quienes se preguntan sobre el futuro de la moda, sobre el papel que desempeñará en la reconstrucción de la vida cotidiana y cómo cambiará nuestro enfoque hacia las compras.

Mientras tanto, no faltan multitud de iniciativas de todo tipo de marcas que han intentado e intentan ayudar al sistema de salud con grandes donaciones, ni tampoco de aquellos que se propusieron entretener a las personas obligadas a quedarse en casa. Una cosa es segura: la moda debe desacelerarse si quiere comenzar de nuevo.

Plataformas digitales, semanas virtuales, espectáculos interactivos. Se habla mucho sobre los planes B y C y D en los círculos de la moda. Reflexiones y oficios. Rutas de escape y esperanza. El mundo se ha detenido y la moda también: compañías cerradas, producciones discontinuadas, campañas canceladas. Solo la creatividad busca la normalidad: estilistas que trabajan de manera inteligente con hojas y lápices (y ordenadores) para dibujar y dibujar.

A parte de todas estas hipótesis, podemos afirmar que seguramente la Fashion Industry apostará por:

  1. Venta Online

Ya se está demostrando. Comprar a través de la web resulta ser mucho más relajante para los compradores tanto en términos de seguridad como de comodidad y, por ello, muchas marcas, también las que no se lo estaban planteando como algo fundamental, convertirán el e-commerce como su principal fuente de beneficios.

2. Comercio justo y respeto del medioambiente

A causa de está situación la gente exigirá, ahora más que nunca, que todos los procesos y los artículos, prendas, etc. sean respetuosos tanto con el medioambiente como con las personas que lo hayan producido, resultado de un trabajo en condiciones dignas, utilizando materiales y procedimientos ecológicos, orgánicos y reciclables.

3. Disminución de eventos

La manera de percibir los eventos del sector cambiará radicalmente: serán menos numerosos y masivos y se enfocarán a la calidad en vez de a la cantidad. Por ejemplo, la Semana de la Moda de Shanghai, que tuvo lugar a fines de marzo con 150 marcas, se ha realizado en una pasarela totalmente virtual y, al menos por el momento, parece poco probable que las celebrities vuelvan a reunirse en la primera fila. Lo virtual, en este caso, es una solución: desde hace algunos años, casi todos los desfiles de moda se han transmitido en los sitios web y los perfiles sociales de las diferentes marcas.

Que la moda debería de ralentar lo piensa también Giorgio Armani, que en una entrevista concedida al semanal estadounidense Wwd afirmó que «durante años, en las conferencias de prensa después de mis shows, planteé dudas sobre el sistema actual, la sobreproducción y la falta de alineación, en mi opinión criminal, entre el clima y la estacionalidad comercial: a menudo me ignoraban o me juzgaban los moralistas. La emergencia en la que nos encontramos muestra que el único camino a seguir es una desaceleración cuidadosa y razonada (…). El declive del sistema de la moda tal como lo conocemos comenzó cuando el segmento de lujo adoptó los mismos métodos operativos que el fast fashion (…) olvidando así que el verdadero lujo lleva tiempo, tanto para ser creado como para ser entendido (…). Me parece absurdo que se pueda encontrar ropa de lino a la venta en el medio de abrigos de alpaca de invierno y verano por la simple razón de que el deseo de comprar debe satisfacerse de inmediato (…). La crisis es una oportunidad para restaurar el valor a la autenticidad».

Silvia della Savia

100% Made in Italy. Soñadora, determinada, amante de los gatos y los libros, no puede estar demasiado tiempo lejos del mar. De su tierra se lleva la pasión por la buena comida y, por supuesto, por la moda. Su mantra es "solo puedes aprender y crecer saliendo de tu zona de confort”. Y, si lo puedes hacer con un bolso super chic y unos zapatos maravillosos, ¡mucho mejor! :)