Enamórate de nuestros planes para San Valentín

Si estás buscando los planes más originales para celebrar San Valentín, prepárate, porque en BelAir te traemos las ideas más románticas. Desde encuentros más clásicos, como una cena romántica, hasta las propuestas más inesperadas, nuestras sugerencias son para todos los gustos.

Sorprende con una cena en TATEL Madrid

TATEL Madrid tiene la opción perfecta para una cena en pareja. Comenzando con un entrante con unas deliciosas ostras al natural y corazones de alcachofa a la parrilla con jamón ibérico, para pasar luego a degustar una lasaña de bogavante con sabayón gratinado y un jarrete de ternera glaseado y terminar con fresas con chocolate y pétalos de rosa, el menú promete no dejar a nadie indiferente.

Este menú, que lleva la firma del chef ejecutivo Carlos Posadas, estará disponible, además de para la noche del 13, para comidas y cenas del 14 y 15 de febrero, siempre que se reserve con, al menos, 24 horas de antelación. Además, junto a Uncovercity, ofrece la opción de recoger al invitado sin desvelar el destino, para que sea una auténtica sorpresa.

Pasa una noche de ensueño en Vincci Selección Posada del Patio 5*

El hotel Vincci Selección Posada del Patio 5*, ubicado en el centro histórico de Málaga, se inspira en la cultura árabe y medieval, y es el entorno ideal para pasar un día diferente en San Valentín.

Para este día tan especial, el establecimiento sugiere un plan muy original conformado por una cena que ha denominado “Cena de las Mil y una Noches” con música en directo, una visita guiada a la antigua Muralla Árabe de la ciudad, acceso a los baños árabes de Málaga y desayuno en la habitación, entre otros detalles que subirán el nivel del romance.

San Valentín puede ser relajante, en el Balneario de Mondariz

Con el agua como protagonista, el Balneario de Mondariz se perfila como un destino para disfrutar en pareja y disfrutar de un momento de relax lejos de la rutina. Podrás elegir entre pasar el tiempo en el SPA Palacio del Agua, realizar un circuito termal como el Circuito Celta y uno o varios de los diferentes tratamientos termales.

Para San Valentín, el balneario ofrece una bienvenida con fruta y cava, un desayuno buffet, alojamiento, una actividad (a elegir entre El Palacio del Agua y El Circuito Celta) y una cena amenizada por un pianista y un violinista.

🦩SORTEO: en nuestra cuenta de Instagram estamos de sorteo de dos noches para el ganador y un acompañante con desayuno y valores termales. ¿Te lo quieres perder?

Un escape room, romántico, en Maximum Escape

Maximum Escape, en Barcelona, ofrece experiencias realistas y muy originales. Sus diferentes misiones tienen un tiempo limitado y niveles de dificultad variados.

Una que nos llama la atención, ya que se puede disfrutar en pareja es “Oscuridad”, una aventura que nos reta a agudizar nuestros sentidos. En un entorno sin luz, los participantes deben poner a prueba sus destrezas para vencer el miedo y encontrar salir de este desafío como auténticos valientes. Una oportunidad para avivar el romance de manera divertida.

Volar no es imposible, y menos en pareja, con Azul Marino Viajes

Si lo tuyo es buscar una opción totalmente diferente para festejar el día del amor, quizás un paseo en globo pueda hacer la diferencia. Azul Marino Viajes ofrece un paseo en globo por el Valle de Ayala y el Salto del Nervión, un espectáculo natural en Euskadi, realmente inolvidable.

Si la experiencia además va acompañada por un brindis con cava o txakoli en vuelo, reportaje de vídeos y fotos, una comida tras el vuelo, entre otros detalles que forman parte de esta experiencia, pues mucho mejor.

¿Te ha gustado alguna de nuestras ideas? ¡Comparte en nuestras redes sociales tus planes para San Valentín!

Sabrina Tortora

Sabrina Tortora

Su prioridad #1 es comer bien, luego viene todo lo demás… Probablemente te la encuentres en el cine, una librería independiente o en una obra teatro los fines de semana. La reconocerás -porque además de ser la de la foto- siempre tiene un café en la mano. Eso sí, un espresso a la italiana, que todo lo demás es pura imitación