Dinos qué tipo de piel tienes y te diremos cómo debes protegerla del sol este verano

María de la Plaza

Ya está aquí el verano, con la playa, las piscinas y las dudas sobre cómo debemos cuidar nuestra piel y protegerla del sol. Por eso hemos querido preguntar a una marca de referencia en protección solar como es ISDIN, a quien hemos trasladado las dudas más frecuentes a la hora de elegir una crema u otra y cómo aplicarla.

Tal y como nos cuenta la Dra. Garre, directora médica de Laboratorios ISDIN, “el fotoprotector solar es un escudo protector que impide que la radiación solar penetre en nuestra piel y nos produzca daño”.  La luz solar es energía que penetra en la piel y produce un impacto negativo inmediato, como pueden ser las quemaduras solares o un efecto a largo plazo como su envejecimiento prematuro, la aparición de manchas o, incluso, problemas tan serios como puede ser el cáncer de piel. Por tanto, usar foto protección solar es clave para prevenir el daño que el sol produce en nuestra piel.

🦩¿Cada cuánto tiempo es recomendable echarse crema de protección solar?

Dra. Garre. Si existe una exposición solar directa o estás haciendo actividades al aire libre la replicación debe ser cada dos horas e, incluso, antes tras transpirar, nadar o secarse con la toalla. Si no se aplica la cantidad suficiente de producto se reduce el factor de protección.

🦩¿Cómo podemos evitar las manchas en la piel a causa del sol?

DG. Empleando un fotoprotector con un Factor de Protección Solar (FPS) alto-muy alto y que proteja también de la radiación UVA y de la luz azul. Desde hace escasamente tres-cinco años se conoce la influencia de la luz azul y del efecto sinérgico de estas radiaciones. Es decir, no vale cubrirte mucho de una solo, sino que hay que proteger de las tres.

Las manchas en la piel aparecen cuando la producción de melanina (pigmento que aporta el color a la piel) se produce de una manera anormal y no se reparte de una manera homogénea, sino formando esas manchas antiestéticas. La exposición al sol lo que hace es que se pongan aún más oscuras y se noten más. Las manchas en la piel son de muchos tipos, siendo las más frecuentes de tres tipos.

  • Las manchas únicas o lentigos solares, manchas pequeñas, circunscritas, marrones o negras. Pueden hallarse como mancha aislada en área expuesta al sol o como lesiones múltiples en cualquier superficie cutánea.
  • El melasma es una pigmentación difusa de color marrón localizada habitualmente en la frente, pómulos, labio superior y mentón. Suele aparecer en el inicio de la edad adulta, es más frecuente en las mujeres y aumenta su pigmentación con la exposición solar. Puede ser de causa desconocida o asociarse a la toma de anticonceptivos, embarazo o la toma de algunos medicamentos. Es un problema estético muy frecuente.
  • La hiperpigmentación en zonas donde ha habido cualquier proceso inflamatorio de la piel, por ejemplo, acné, dermatitis, psoriasis, quemadura o tras una herida.

La aparición de las manchas en la piel depende de muchos factores que predisponen a su aparición. Ee sol es el causante de que esa mancha se ponga más oscura, pero también existen otros factores que influyen. Por ejemplo, dependiendo del tono de piel aparecerán lentigos en personas de piel más clara y melasma en pieles más oscuras. También influyen las hormonas (embarazo, anticonceptivos, problemas tiroideos…), por la toma de medicamentos e, incluso, determinadas enfermedades sistémicas que pueden producir un aumento de la pigmentación (incluso por todo el cuerpo). No podemos descartar que algunos tumores pueden manifestarse al principio como un cambio de color en la piel. Es por eso por lo que las manchas deben ser evaluadas por un dermatólogo para descartar problemas de salud grave o indicar si solo es un problema estético.

Hay veces enlas que las manchas en la piel no aparecen por un aumento de la pigmentación, sino porque hay zonas que van a perder su color. Esto es el caso del vitiligo.

🦩¿Qué factor se recomienda para gente muy blanca de piel? ¿y para gente morena?

DG. El tipo de piel, lo que se conoce como fototipo, es clave para conocer la capacidad que tiene para “defenderse” de la radiación solar. El fototipo no solo condiciona la respuesta ante el sol, sino también la capacidad de broncearse de cada persona, así como el límite de tiempo de exposición al sol y a los rayos UV.

Las personas con piel muy clara suelen ser de fototipos I y II y se suelen quemar fácilmente y es difícil que su piel se ponga morena, solo coge “un poco de tono”. Por ejemplo, ahora en verano, en las horas centrales del día, una persona con piel clara podría tardar solo 20-30 minutos en quemarse. Es por ello que se tienen que extremar las precauciones al exponerse a la radiación ultravioleta y, por ello, recomendamos usar productos con un índice de factor de protección solar (FPS/SPF) alto o muy alto. Para el rostro recomendamos usar Fotroprotector ISDIN Fusion Water SPF50 que ofrece una alta protección UV y no irrita los ojos.

Y para el cuerpo recomendamos usar el nuevo Fotoprotector Isdin Hydro Lotion SPF50 que, además de proteger la piel frente a la radiación UV, la detoxifica y revitaliza. También, para los amantes de los sprays, recomendamos usar el Fotoprotector Isdin Transparent Spray WET SKIN, el fotoprotector ultraligero transparente aplicable sobre piel mojada. Además, este año contiene Ginger Cell Protect, extracto de jengibre 100% natural que aporta una protección celular frente al daño oxidativo, ofreciendo una protección celular frente al daño oxidativo. Hay que aplicarse el producto 30 minutos antes de la exposición solar y reaplicar cada dos horas.

Las pieles más oscuras, de fototipos III y IV, habitualmente no se queman y se ponen morenas con más facilidad. Pero es importante que sigan protegiéndose del sol, por lo que recomendamos usar productos con un FPS de 30, como el Fotoprotector Isdin HydroOil bifásico de doble acción que protege del sol y, además, potencia el bronceado natural de la piel. Otra textura muy agradable es la del Fotoprotector ISDIN Transparent Spray WET SKIN SPF 30 que, además de proteger de la radiación UV, tiene una acción antioxidante gracias a Ginger Cell Protect.

🦩¿Protege igual la crema en formato spray que en formato líquido?

DG. Los fotoprotectores corporales se distinguen principalmente por su textura; es decir, “que te apetezca usarlo”. Esto es importante, ya que la piel del cuerpo no suele tener en general una necesidad específica.

El grado de protección viene determinado por el valor del Factor de Protección Solar (FPS o SPF por sus siglas en inglés), no por la textura. El FPS protege frente a la radiación UVB de las quemaduras y el UVA en círculo indica que protege del UVA al menos ⅓ del valor del SPF. Hoy en día, además, tenemos fotoprotectores que aportan un efecto antioxidante, un valor extra de protección para la piel a nivel celular, ya que protegen frente al daño oxidativo.

En este sentido ISDIN presenta sus dos nuevas fórmulas reforzadas con antioxidantes: Fotoprotector ISDIN HydroLotion, fotoprotector corporal bifásico que protege la piel con alta protección UVB/UVA SPF 50 y tiene una acción “detox” gracias a su formulación con Chlorella Maris, que detoxifica y revitaliza la piel del daño oxidativo inducido por la radiación solar gracias a su acción antioxidante. Además de proteger la piel aporta una acción hidratante de secado inmediato. Y la nueva fórmula de Fotoprotector ISDIN Transparent Spray WET SKIN, que cuenta también con Ginger Cell protect. Es una textura corporal invisible, fresca y ligera para usar incluso con la piel mojada.

Estas nuevas fórmulas tienen otro valor añadido para la fotoprotección corporal. Es la capacidad de aportar un extra de hidratación. El sol, el agua de las piscinas o el mar o el secado continuo hacen que nuestra piel se seque más fácilmente y luego nos incomode porque está “tirante”. 

🦩¿Cuál es el secreto para evitar que la crema con el contacto del agua se nos quede blanca en la piel?

DG. Hay que aclarar un punto. Siempre hay que ponerse el fotoprotector 30 minutos antes de salir de casa. O si ya estamos en la playa o en la piscina, tienes que dejar que el producto se absorba. No puedes ponerlo e inmediatamente meterte en el agua. No ha dado tiempo a que penetre en nuestra piel. El secreto para ello son formulaciones con ingredientes específicos que aportan un efecto hidrófobo en contacto con el agua, obteniendo una mayor retención del filtro solar para proteger eficazmente las pieles en el agua.

Pero hay que distinguir otros conceptos en relación con las texturas. Por ejemplo, las texturas ultraligeras como los productos de la plataforma Fusion Water tienen una absorción muy rápida y no dejan la piel blanca cuando te metes en el agua. Además, puedes aplicarte el producto con la piel mojada al ser productos Wet Skin.

Existen otras texturas que, además, cubren una característica fundamental, su capacidad de mantener la fotoprotección a pesar del baño. Son las formulaciones Water resistant  (resistente al agua, 40 minutos) o very water resistant (muy resistente al agua, 80 minutos). Estos términos indican que el fotoprotector te sigue protegiendo la piel a pesar de estar en el agua 40 o 80 minutos. Hay que tener en cuenta que estos estudios se realizan sumergiendo a los consumidores en jacuzzi en periodos de 20 minutos, descanso y vuelta a probar. Esto es sin frotar la piel ni secarse con una toalla. En caso de que esto ocurra, para garantizar la eficacia protectora es necesario aplicar la crema. Estos fotoprotectores son muy buscados por personas que hacen deportes acuáticos.

🦩Fotoprotección oral: ¿Cómo funciona? ¿Protege igual que una crema solar?

DG. La radiación solar provoca una alteración en algunas moléculas de la piel, que produce que ciertas sustancias queden químicamente inestables. Estas sustancias se conocen como radicales libres, que pueden ser atenuados por la acción de los antioxidantes que nuestro organismo tiene de forma natural o que debemos tomar con la alimentación.

El fotoprotector oral o el nutricosmético es un complemento alimenticio cuya composición actúa directamente sobre la piel, ayudando a mejorar su salud y aspecto. Los nutriprotectores se deben usar de forma complementaria a los fotoprotectores tópicos y nunca como sustitutivo de estos.

🦩¿Es útil exfoliarse la piel antes de nuestra exposición al sol?

Exfoliar la piel tiene como finalidad eliminar sus capas muertas… Existen muchos tipos de productos para ello. En verano, es más recomendable hacer una exfoliación suave por la noche. Utilizando productos específicos, suaves, superficiales y que aporten un extra de hidratación. La exfoliación suave no va a eliminar nuestro bronceado, ya que esta se produce en las capas más profundas.

Pero es importante resaltar, que, si tienes una piel con tendencia a las manchas, la exfoliación más profunda, con productos más potentes e incluso, la exfoliación en cabinas de médicos o estéticos, es recomendable realizarla después del verano y sin exponerse al sol, ya que podría producir una mayor pigmentación al dejar la piel más al descubierto.

🦩¿Se recomienda utilizar una crema para la cara distinta a la del cuerpo?

DG. Sí, las texturas faciales y corporales son completamente diferentes. Son adaptadas a las necesidades específicas de estas zonas y, por ello, no se deben usar indistintamente en cuerpo y cara. Los fotoprotectores faciales suelen contener otros ingredientes para tratar/prevenir arrugas, el fotoenvejecimiento, etc. Su textura es más fluida, de rápida absorción, sin dejar residuos ni brillos y, algo muy importante, en ISDIN formulamos nuestros fotoprotectores faciales para que no piquen o irriten los ojos. Las formulaciones corporales suelen ir más reforzados con ingredientes calmantes, antioxidantes y refrescantes para la piel.

🦩¿Es imprescindible utilizar after sun tras la exposición prolongada al sol?

DG. Después de una exposición prolongada al sol la piel está deteriorada por el aire, el mar o el cloro de la piscina. Es importante aplicar después una crema hidratante que nutra, alivie y refresque después de la exposición solar.