¿Aún no has visto la mansión del príncipe Harry y Megan Markle? Te damos todos los detalles de su nuevo hogar

Rocío Rodríguez

Ha costado 14,6 millones de dólares (12,5 millones de euros aproximadamente), tiene más de 1.700 metros cuadrados construidos y cuenta con casi tres hectáreas de terreno. La nueva casa que el príncipe Harry y su mujer Meghan Markle se han comprado en el condado de Santa Bárbara (Los Ángeles – California) promete otorgarles la intimidad y la vida feliz junto a su hijo Archie que tanto ansían.

La lujosa vivienda está ubicada en el exclusivo barrio de Montecito de la próspera ciudad costera de Santa Bárbara, situada a unos 150 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, donde vive Doria Ragland, la madre de la exactriz. Lugar en el que también tienen casa celebrities como Oprah Winfrey, amiga de Meghan (acudió a la boda de los Sussex), Ariana Grande, Gwyneth Paltrow, George Lucas, Ashton Kutcher y Mila Kunis, Portia de Rossi o Ellen DeGeneres, que disfrutan de sus jardines y sus impresionantes vistas al océano Pacífico. Vecinos que, en su gran mayoría, no están muy contentos por la afluencia de paparazzis a la zona tras enterarse de la nueva residencia de Harry y Meghan.

View this post on Instagram

One year ago, Smart Works announced the launch of The Smart Set Capsule Collection with The Duchess of Sussex. ⠀ The collection was designed to create a perfect working wardrobe for Smart Works clients. ⠀ With over 3,000 clients coming to Smart Works in the last year and 1,000 women taking pieces, the collection has proved to be invaluable. ⠀ In particular it has played an important role in ensuring the success of the new virtual service which was launched as a response to the COVID-19 pandemic. ⠀ To celebrate the first anniversary, The Duchess of Sussex sat down to speak to Karla, Charlene and Agnieszka, three previous clients, to see how their time at Smart Works has helped transform their lives.   ⠀ After listening to their stories, The Duchess of Sussex said, “People can say that so much of smart works is about the clothes themselves but it's really not … all of that stuff is the exterior but it's what it does for you on the inside that ends up being the best accessory. It’s the confidence, it's what is built within, that is the piece that you walk out of that room with and walk into the interview with.” ⠀ Thank you to everyone to bought a piece of the collection and the retailers who made it possible @marksandspencerfashionpr @johnlewisandpartners , @insidejigsaw and @mishanonoo . ⠀ To find out more and hear from our clients and CEO head to the link in our bio.

A post shared by Smart Works (@smartworkscharity) on

La casa cuenta con nueve habitaciones, 16 cuartos de baño (alguno incluso con chimenea), un salón, varios comedores, biblioteca, cocina con dos islas y horno de piedra, algunas terrazas panorámicas, una piscina, una pista de tenis, un cine privado, un gimnasio, un spa, una bodega y una sala de juegos. Incluso dispone de un completo pub estilo british. Además, en su terreno hay una casa de invitados totalmente equipada, un estanque, un parque infantil y multitud de espacios verdes, entre los que destacan una rosaleda, cipreses y olivos centenarios. Cualidades que han hecho que los Sussex se decanten por esta mansión, cuyo precio de venta hace una década ascendía a 25,3 millones de dólares, según el portal estadounidense Dirt, por lo que puede decirse que ha sido toda una “ganga”.

El príncipe Harry y Meghan demandaron a los paparazzi que atentaron contra su intimidad y la de Archie mientras residían en las colinas de Beverly Hills (Los Ángeles), ya que les acusan de utilizar drones para captar fotos de su hijo cuando se encontraba en el patio trasero de la vivienda de Tyler Perry, donde se alojaban hasta que han encontrado su nuevo hogar. ¿Podrán por fin descansar de la atención mediática en Montecito para dedicarse a su familia y a sus negocios y obras sociales?

Harry y Meghan pagan a los ingleses lo que les costó la reforma de Frogmore Cottage

Además, los duques de Sussex han devuelto a los ingleses el importe de la reforma que realizaron en el palacete de Frogmore Cottage, situada en Windsor, antes de independizarse de la Corona británica. En total han sido 2,6 millones de euros los que Harry y Meghan han pagado a cambio de conservar esta residencia, un regalo de la Reina Isabel II cuando la pareja anunció que estaba esperando su primer hijo. De esta forma, seguirá siendo su residencia cuando viajen a Reino Unido. Un importe que bien podría haber salido del adelando que han cobrado por su contrato millonario con Netflix.