Prefiero en Casa, el cuidado que merecen nuestros mayores

María de la Plaza

El aumento de la esperanza de vida, y el parón en la natalidad que ya venían anunciando tiempo atrás, se ha acusado notablemente con la pandemia. En esta línea, España se sitúa entre los países europeos con mayor envejecimiento poblacional y, de hecho, de acuerdo con Eurostat el 19,3% de los españoles tienen 65 años o más. Nuestra esperanza de vida se sitúa entre las más altas con un media de 83,4 años superando así en más de dos cifras la media europea.

Precisamente, en este sentido la crisis sociosanitaria ha redefinido los factores que marcarán las próximas décadas, y junto con el proceso de transformación digital, el envejecimiento poblacional cambiará forzosamente la configuración de nuestra sociedad.

Conscientes de ello, surgen iniciativas como Prefiero en Casa que buscan dar respuesta a las nuevas necesidades de los más mayores.

Como nos cuenta Ramón Pino, uno de sus fundadores “A medida que envejece la población e incrementa la esperanza de vida al nacer, también se reduce su calidad de vida saludable, reduciéndose los años que viven en ausencia de limitaciones funcionales. A esto se le añade que, según el IMSERSO, el 87,3% de las personas mayores con dificultades para desarrollar las actividades de la vida diaria, prefieren quedarse en sus casas con ayuda de otra persona antes que recurrir a residencias o irse a casa de sus hijos”.

Conocemos ‘Prefiero en Casa’

Se trata de una empresa especializada en la selección de personal de calidad para la atención domiciliaria de mayores y personas en situación de dependencia, que permite que los más mayores puedan seguir desarrollando las actividades básicas de la vida diaria (ABVD), en el confort de sus hogares.

A través de un servicio personalizado, facilitan a las familias un servicio 24/7 todos los días del año, abordando incluso sustituciones (por vacaciones, ausencias, bajas o abandonos) de las personas cuidadoras y un seguimiento mensual de las familias, la persona a cuidar y la persona trabajadora, de manera que todas las partes sean escuchadas y puedan estar tranquilas y atendidas.

Incluso acaban con el “papeleo” gestionando todos los trámites que nacen en el marco de una relación laboral contractual con una persona empleada en el hogar (altas, bajas o modificaciones en Seguridad Social, contrato laboral, nómina mensual, liquidaciones salariales, etc).

Profesionales adecuados para el cuidado de nuestros mayores

Dejar a nuestros mayores con personas externas siempre es un paso complicado en el que la incertidumbre y los miedos pueden inundar nuestra cabeza. Por ello, organizaciones como estas, donde las garantías son mucho mayores, se sitúan ya como una de las alternativas más efectivas y rentables a corto plazo.

“En base al informe de valoración sociosanitario, preseleccionamos a los candidatos o candidatas que mejor se ajusten a las necesidades requeridas y a la propuesta de cuidados del informe sociosanitario” nos cuenta Clara Beltrán, responsable de RRHH.

De esta forma, el proceso de selección cuenta con una serie de filtros para asegurar que los perfiles seleccionados son los mejores del ámbito sociosanitario, validando su formación especializada en este sector, su experiencia y sus referencias de trabajos previos, y con una entrevista personal más específica donde conocer mejor al candidato, y el correspondiente test de personalidad.

No obstante, tras pasar todos estos filtros, será la propia familia la que decida qué perfil encaja mejor con sus necesidades. “Tras preseleccionar las personas que más se ajustan a lo que las familias están buscando, se presentan los candaditos a la persona mayor o en situación de dependencia y a su familia” señala Clara.

Lo que necesitas saber de Prefiero en Casa

Hoy en BelAir Magazine hablamos con los fundadores de Prefiero en Casa para conocer todos los detalles de este nuevo proyecto que pronto podría consolidarse como una alternativa preferente entre las familias españolas.

🦩 ¿Cómo surge esta iniciativa?

Manuel Pino, Responsable de servicio jurídico: El proyecto surge por una experiencia personal, mi hermano Ramón y yo tenemos un familiar que desarrolló una enfermedad, que le impedía tener una vida autónoma. Ante esta situación, buscamos soluciones. Al principio pensamos que alguien del entorno familiar podría hacerse cargo, pero vimos que eso era inviable por lo que miramos las alternativas del mercado para este tipo de situaciones: residencias, o contratar a una empresa con personal sociosanitario que contratas por horas, o contratar directamente a un cuidador o cuidadora.

Sin embargo, vimos que las residencias y las empresas que contrataban por horas al personal tenían un coste muy elevado y las empresas de selección de cuidadores no tenían personal tan formado y especializado en lo que necesitábamos.

Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que podríamos plantear en el mercado una alternativa diferente para el cuidado de nuestros seres queridos en su domicilio particular, más personalizada, con cuidadores cualificados y a un precio más asequible.

🦩 ¿Qué proceso seguís con las familias?

MP: Las familias se ponen en contacto con nosotros, y tras conocer mejor su situación y necesidades les mandamos un presupuesto personalizado. Si la persona decide seguir adelante con el proceso, procedemos a la realización de la valoración sociosanitaria de la persona en situación de dependencia basándonos en el informe previo realizado con la familia.

Presentamos varios candidatos o candidatas que se ajusten al perfil solicitado, para que sea la familia quien elija finalmente la persona con la que se han sentido mejor y les haya gustado más. Una vez seleccionado, nos encargamos del papeleo y por supuesto ofrecemos un seguimiento mensual para garantizar la excelencia en el servicio y la tranquilidad de las familias.

🦩 ¿Qué acogida ha tenido este nuevo proyecto entre los profesionales sociosanitarios?

CB: En el mes de marzo por ejemplo se inscribieron 1.000 personas del sector sociosanitario a nuestro portal de empleo. Hay muchas personas con muy buenos perfiles dispuestas a dar lo mejor de sí y ofrecer cuidados de calidad a las personas en situación de dependencia. Tenemos personas de un montón de nacionalidades y especializaciones: fisioterapeutas, médicos, enfermeros, psicólogos, terapeutas ocupacionales, auxiliares de enfermería, auxiliares de geriatría, gerocultores… todas estas personas con experiencia y muchas ganas de ayudar a que estas personas puedan seguir viviendo en sus casas aumentando su autonomía y calidad de vida

🦩 ¿Cuál es vuestro valor diferencial?

R.P: Se trata de un servicio completamente personalizado, con trabajadores altamente cualificados, y trabajamos día tras día para mejorar la calidad de vida de las personas mayores y en situación de dependencia y para dignificar el sector de los cuidados.

Creemos en el respeto a la autonomía individual, la igualdad de oportunidades, el respeto por la diferencia y la aceptación de la discapacidad como parte de la diversidad y la condición humana. Por ello, apostamos por una atención domiciliaria de alta calidad, que ayude a respetar los deseos de estas personas de seguir en sus domicilios, a la vez que reciben los cuidados adecuados y fomentando su autonomía personal e independencia.

Además, luchamos contra la economía sumergida y el estigma social asociado al Empleo del Hogar, para que las personas cuidadoras recuperen la dignidad y el reconocimiento que merecen.

🦩 ¿Tenéis en cuenta las circunstancias del usuario?

M.P: Este proyecto surge precisamente con la idea de poder recibir cuidados de calidad a un precio más asequible teniendo en cuenta las circunstancias personales de cada familia.

Realizamos un servicio muy personalizado para ajustarnos lo mejor posible a cada situación y así asegurarnos de la calidad de los cuidados. Por ello, la cuota mensual es opcional porque sabemos que hay familias a las que no les interesan los servicios mensuales de sustituciones ilimitadas, nóminas y seguimiento y queremos que también tengan la oportunidad de tener personal cualificado trabajando en sus hogares.