Así ha sido mi experiencia en la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid

En el mundo de la moda hay dos tipologías de chicas: las que están fascinadas por esta industria y las que “pasan” totalmente de ella. Yo formo parte de la primera categoría. Siempre me ha interesado este mundo, los tejidos, los colores, cómo un diseñador llega a dar vida a una colección, en la que todas las piezas son distintas y al mismo tiempo complementarias. Por eso, para mí cubrir citas como la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid es más privilegio que un trabajo.

Al igual que en la película de The Devil wears Prada, se encienden las luces, los flashes se vuelven locos y la gente corre por todos lados buscando un último retoque al maquillaje o un nuevo cambio en la cremallera del vestido.

Cada marca crea su propria historia, dando voz a su colección y a lo que representa en tan solo unos 10 minutos… ¡un gran reto! Y cada una lo hace a su manera: la alegría y el colorido de Ágatha Ruiz de la Prada; la elegancia de Pertegaz, que ha iluminado el Palacio de Cibeles con su talento y sus elecciones estilísticas; o la potencia y las ganas de romper esquemas que hemos vivido en el energético desfile de Custo Barcelona.

Pero, además de las grandes firmas, me han llamado mucho la atención los jóvenes talentos, los que están empezando, aquellos que ponen todas sus ganas en sus proyectos y que tienen que luchar muchísimo solo para que alguien les ofrezca la posibilidad de darse a conocer. Su talento hace el resto.

He visto desfiles de una calidad muy elevada y con mucha profesionalidad. Cada uno de ellos contaba su historia: Fátima Miñana, Reveligion, 404 Studio, Susana Fall o el invitado internacional de este año, el georgiano Datuna, cuyo espectáculo ha sido, sin duda, uno de los más interesantes de esta edición. Su temática estaba basada en la realeza, por lo que en él predominaban las perlas, los vestidos de seda y el terciopelo, los colores potentes y llamativos. Y, como colofón, el final, donde los modelos formaron un verdadero cuadro de familia gracias a una tarima, donde estaban estratégicamente posicionados para que el efecto fue más impresionante. Por eso podría definirlo perfectamente como talentoso y potente, un perfecto cierre de una semana donde nos quedamos con ideas, historias y talentos que seguro van a tener mucho que decir dentro de la industria de la moda.

Silvia della Savia

Silvia della Savia

100% Made in Italy. Soñadora, determinada, amante de los gatos y los libros, no puede estar demasiado tiempo lejos del mar. De su tierra se lleva la pasión por la buena comida y, por supuesto, por la moda. Su mantra es "solo puedes aprender y crecer saliendo de tu zona de confort”. Y, si lo puedes hacer con un bolso super chic y unos zapatos maravillosos, ¡mucho mejor! 🙂