Descubre las mejores recetas de helados caseros para este verano

María de la Plaza

El helado es uno de los postres más consumidos en el mundo y ahora con el calorcito está más que cotizado. Existen muchas teorías sobre el origen de este manjar, que hoy en día cuenta con millones de variedades y sabores, para todos los gustos. Hay quien sostiene que procede de los romanos, que utilizaban las frutas, la miel y la nieve para preparar bebidas heladas, más conocidas como sorbetes. Otros aseguran que en China, siglos antes de Cristo, ya se utilizaba esta técnica para crear helados.

Pero no fue hasta el año 1660 cuando Procopio creó una maquina que homogeneizaba frutas y azúcar con hielo para crear una crema muy parecida a la que hoy conocemos. De hecho, tras ella puso en marcha su propio “Capé Procope” en París, donde popularizó este nuevo producto. Ya en siglo XVIII, este producto estaba muy extendido por Europa, hasa el punto de que ya se incluían recetas de helados en los libros de cocina.

En España, los primeros en servir bebidas ‘heladas’ fueron el «Café de París», el «Café de las Armas» y el «Café de los Catalanes». Poco a poco, además, fueron apareciendo gradualmente las heladerías. De hecho, a mediados del siglo XIX el hielo para elaborarlos procedía de EE.UU. e Inglaterra.

Hoy en día, los helados triunfan en todos los países, destacando los escandinavos, donde el helado se considera un alimento que aporta energía y nutrientes, por lo que se consume todo el año.

Curiosidades que no sabías sobre el helado

  • Los helados, aunque sin excesos, son antinflamatorios naturales e, incluso, algunos dentistas lo recomiendan bajo criterios medicinales.
  • Es uno de los alimentos que más afirman echar menos los astronautas durante su tiempo en el espacio. Tanto es así que se ha llegado a elaborar un helado deshidratado capaz de mantenerse intacto allí arriba.
  • Para conservar los helados, la temperatura perfecta oscila entre los -10ºC y los -12ºC.
  • El helado de vainilla es uno de los más demandados. Es un sabor que, sobre todo, proviene de Madagascar.
  • El helado es una fuente natural de felicidad gracias a su alto contenido en triptófano, un aminoácido que nos hace ser felices.
  • El dulzor del helado aumenta a medida que aumenta su temperatura.

Las mejores recetas de helados

El clásico helado de chocolate casero

Aunque muchos se refieren a este como el helado favorito de los niños, lo cierto es que no solo los niños disfrutan de un helado de chocolate casero. Hoy en BelAir os traemos una receta sencilla de helado casero de chocolate para que podáis ponerla en práctica en vuestras casas.

🍦 Vamos a necesitar:

  • 250 gr de chocolate negro (mínimo 70% cacao)
  • 500 ml de leche
  • 100 gr de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 40 gr de clara de huevo pasteurizada.

👨🏼🍳 ¡Manos a la masa!:

Lo primero que tenemos que hacer es triturar o rallar el chocolate, envolverlo en papel y guardarlo en el congelador. Esperamos 15 minutos a que el chocolate coja frío y en otro cazo podemos ir mezclando la leche, el azúcar y las yemas. Batimos todo bien y añadimos el chocolate que habíamos congelado ya previamente rallado a la mezcla.

Ponemos el recipiente a fuego lento hasta que espese. Una vez conseguida una consistencia cremosa, templamos la mezcla y la añadimos en bandejas de cubitos de hielo. Lo dejamos reposar en el congelador durante cuatro horas como mínimo y, justo antes de servir, batimos las claras pasteurizadas con los cubitos de hielo que se han creado y ¡Listo!

Para los más golosos podéis añadir pepitas de chocolate a la mezcla, frutas o lacasitos para los más pequeños.

Rico helado de yogur

Una opción rica y refrescante que nos permite jugar con los colores y los toppings para cocinar con los más pequeños. Un sabor sencillo que combina con todo y nos permite viajar al pasado, más concretamente a esos días de verano con nuestros abuelos en los que un helado de yogur era el mejor momento del día.

🍦 Vamos a necesitar:

  • 575 gr de yogur griego natural o azucarado
  • 30 gr de miel
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o la pulpa de una vaina natural

👨🏼🍳 ¡Manos a la masa!:

En un recipiente grande introducimos los yogures (elimina el exceso de suero) junto a la miel y la vainilla. Con ayuda de unas varillas removemos hasta conseguir una crema ligera y homogénea. Una vez mezclada, lo congelamos en el recipiente y ¡listo! Fácil y sencillo.

Una vez terminado puedes añadir fruta, trozos de chocolate o galleta, o simplemente disfrutar de todo su sabor al natural.

Dulce helado de miel

Helado rico y saludable apto para los más dulzones que triunfará en una cena de verano con amigos. La receta que os presentamos a continuación contiene ingredientes para una cantidad de helado de entre seis a ocho personas:

🍦 Vamos a necesitar:

  • 1 litro de leche
  • 300 gr de miel
  • 8 yemas de huevo
  • 200 gr de nata
  • 2 hojas de gelatina
  • Agua

👨🏼🍳 ¡Manos a la masa!:

Empezamos poniendo a remojo las hojas de gelatina en agua fría. En un cazo ponemos ¾ partes de la leche a hervir y lo mezclamos con la miel hasta que se disuelva.

En otro bol añadimos las yemas con el cuarto de leche reservada y mezclamos hasta conseguir una crema homogénea. Vierte poco a poco la leche caliente con la miel y continúa mezclando en un mismo sentido. Una vez mezclamos, pasamos todo a una cazuela y dejamos cocer durante 5 minutos.

Retira la cazuela del fuego e incorpora las hojas de gelatina previamente hidratadas. Dejamos enfriar para, a continuación, añadir la nata montada y mezclamos todo bien. Ponemos la mezcla en moldes, metemos al congelador y ¡Listo para comer!

¿Qué te han parecido estas recetas de helados caseros que te proponemos? ¿Conoces alguna más que debamos conocer? ¡Compártela con nosotros en nuestras redes sociales!