in

No renuncies a los beneficios de una buena hidratación

[relacionadas-top]

Una buena alimentación es clave para el correcto suministro de energía para nuestro cuerpo, pero igual de importante es tener una buena hidratación. Entorno al 60% de nuestro organismo es agua, pero no por ello debemos dejar de ingerirla.

Entre algunos de sus muchos beneficios cabe destacar la prevención de enfermedades cardiovasculares, reducción de riesgo de padecer cáncer, mejora de la digestión y el estreñimiento, aumenta nuestra energía y mantiene regulada la temperatura corporal. De hecho, si no tenemos suficiente agua en el cuerpo, obligamos al corazón a tener que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a los principales órganos y a todas las células de nuestro cuerpo. Y esto provoca que nos sintamos excesivamente cansados todo el tiempo.

Cinco consejos para una buena hidratación

buena hidratación

Probablemente, el primer paso para equilibrar nuestras reservas acuáticas personales sea la concienciación: beber agua de forma regular es necesario y beneficioso. En cuanto hayamos asumido este hecho, toca organizarnos: mantener una buena hidratación es una tarea más fácil si tenemos las ideas claras. En esta línea, desde waterdrop© nos ofrecen cinco consejos clave para lograr una buena hidratación, integrándolo en nuestra rutina diaria:

  • Empieza tu día con un vaso de agua. Tómalo justo después de levantarte. No sólo pondrá en marcha tu metabolismo, sino que también hará que tu piel y tu cabello brillen desde el interior.
  • Asegúrate de tener agua siempre a mano. Hazte con una botella de acero o de vidrio y ponla al lado de tu ordenador, en tu mochila o en tu lugar de trabajo habitual. Tener el agua al alcance ayuda a beber la cantidad recomendada (1,5-2 litros al día) a lo largo de la jornada. Además, prescindir de las botellas de plástico significa contribuir a la sostenibilidad del planeta.
  • No subestimes el agua del grifo. Está disponible en todas partes y suele ser de una calidad excelente. Es buena para tu bolsillo. Y también aquí estás contribuyendo a la sostenibilidad medioambiental, reduciendo las emisiones de CO2 asociadas al transporte de botellas de plástico.
  • Pide siempre un vaso de agua con tu café. O aprovecha para llenar tu botella de agua en la misma cafetería. Recuerda que beber agua es una misión constante.
  • No confundas la sed con el hambre. Si oyes a tu estómago “quejarse” y acabas de comer, primero bebe un vaso de agua y espera 15-20 minutos. Si sigues igual, come algo. Si ya no tienes esa sensación de vacío, además de haber bebido, habrás hecho algo para mantener tu línea.

Alimentos recomendables antes de entrenar

buena hidratación

Si a una correcta hidratación le sumamos un estilo de vida saludable, habremos conseguido mejorar el funcionamiento de nuestros organismo un 90%. Pero no bastará con machacarse en el gimnasio, además, es importante acompañar tus entrenamientos con una alimentación adecuada. En este sentido, cobra especial importancia elegir bien qué comemos antes de los entrenos y reducir el consumo de azúcar, pues su consumo puede entorpecer tus objetivos deportivos.

Aunque alguna vez hayas escuchado que ingerir azúcar antes de los entrenamientos nos da la energía suficiente para rendir más, es importante conocer que esto no es cierto. Por un lado, su consumo provoca que los niveles de azúcar en sangre se incrementen de manera descontrolada, estimulando la liberación de insulina y generando un pico de glucemia que puede derivar en un cuadro de hipoglucemia reactiva. Como consecuencia, podemos sentir malestar general, náuseas, falta de rendimiento, sensación de desmayo y debilidad, entre otros síntomas. Por otro lado, el azúcar dificulta que la grasa se queme y estimula la acumulación de esta, lo que impedirá que alcancemos nuestras metas.

Por ello, es importante conocer qué alimentos será bueno consumir antes de practicar ejercicio físico, con el fin de obtener la energía necesaria para dar el 100% de nosotros en los entrenamientos:

  • Carbohidratos: Podemos encontrarlos en el plátano, arroz, copos de avena o pasta. Estos serán el mejor combustible para asegurar que tenemos suficiente glucógeno en nuestro sistema muscular para disminuir la aparición de fatiga, reducir el daño muscular, mantener unos niveles de glucosa en sangre adecuados y mejorar el rendimiento.
  • Proteínas: Como el huevo, el yogur, la leche animal o vegetal o el queso. Ayudan a absorber mejor los carbohidratos y a metabolizar las grasas: Las proteínas no solo nos darán energía para empezar el entrenamiento, sino que también son recomendables para después de hacer deporte, pues se necesitan para reparar los tejidos dañados del músculo.
  • Frutos secos: Nueces, almendras, pistachos, anacardos… podemos elegir las que más nos gusten. Son estupendas para cuidar nuestro cuerpo ya que son una fuente de proteína de origen vegetal y de fibra que aporta la energía necesaria para que no nos fatiguemos antes de tiempo. Además, tiene un poder antioxidante y antiinflamatorio que contribuye a preservar la forma física, el rendimiento y la salud del deportista.
  • Golosinas sin azúcar: Si eres goloso y echas de menos el sabor dulce antes y después de entrenar, se recomienda optar por la mejor alternativa 0%. Prueba las gominolas Yummy Sweets, sin azúcar, ni grasas y con el sabor y textura tradicional, con tan solo 99 kcal por bolsita. Gracias a la gelatina de la que están compuestas, aportan una dosis de proteína necesaria para rendir en tus entrenamientos. También son aptas para celiacos y diabéticos y súper recomendables para niños, ya que no producen caries.

¿Qué te parece? Valora la noticia:

149 Puntos
Upvote Downvote

Pasta con queso feta y tomates cherry: la receta que ha revolucionado TikTok

Zapatos

3 marcas de zapatos ‘made in Spain’ para esta primavera