Conoce los beneficios de la vinoterapia en tu pelo y piel

María de la Plaza

Si eres amante del vino, y en cuarentena no te has privado de una copita en comidas y cenas, sigue leyendo. Son muchos los que afirman que el vino cuenta con multitud de propiedades que contribuyen a alargar nuestra vida. En BelAir hemos preguntado a los expertos para que nos cuenten cuáles son estas propiedades y nos expliquen todos los tratamientos de vinoterapia que exiten y sus beneficios para nuestro pelo y piel.

Desde la prestigiosa firma de centros de belleza Alexandra Arraez aseguran que el vino tinto contiene propiedades que ayudan a activar la circulación de la sangre y, por tanto, a funcionar mejor de forma física. Por ello, ya cuentan con servicios de vinoterapia y defienden que se trata un tratamiento de tendencia que ayuda a trabajar la belleza desde el interior.

La vinoterapia es un tipo de tratamiento de belleza que se aplica para el cuidado de la piel, el bienestar y la relajación, que aúna las técnicas de los balnearios y spas con las propiedades antioxidantes de las uvas y el vino.

Según nos cuentan desde el centro Alexandra Arraez: “Los tratamientos que abarca la vinoterapia basan su filosofía en las propiedades antioxidantes de los polifenoles de la uva, unas sustancias químicas con las que se componen los productos empleados para los diferentes cosméticos usados en esta terapia (cremas, mascarillas, aceites, barros de recubrimientos y derivados de los sarmientos de la vid). Contiene vitaminas C y E, una de las mejores armas contra el envejecimiento de la piel”.

De esta forma podremos aprovechar de forma directa todas las propiedades de la uva en nuestra piel. Entre algunos de los múltiples beneficios de la vinoterapia estaremos previniendo la rotura de las fibras de la piel y manteniéndola así tersa y rígida, contribuye a desintoxicarla y regenerarla, mejora el sistema cardiovascular y la circulación del sistema en general y disminuye y retrasa su envejecimiento, ya que neutraliza los radicales libres que producen el deterioro de la piel.

Trucos caseros para vinoterapia en casa

1. La mascarilla perfecta que rejuvenece con vino tinto

Una fórmula sencilla con resultados espectaculares. Combinando vino tinto con un poquito de miel conseguirás un efecto rejuvenecedor, antioxidante y anti-edad.

Mezcla cuatro cucharadas de vino con dos de miel líquida. Remueve muy lentamente para que se fundan bien. Después, aplica la mascarilla sobre tu cara describiendo movimientos circulares. Déjala actuar durante 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, lávate la cara con agua tibia para eliminar la mascarilla.

Las propiedades del vino tinto, unidas a las de la miel, consiguen eliminar las células muertas, difuminan las arrugas, hidratan el cutis y suavizan las manchas de la piel.

2. Convierte un baño con vino en un auténtico placer

Llena la bañera de agua caliente, añade una botella o dos botellas de vino y sumérgete. Relájate 30 minutos y aclara con una suave ducha.

Un momento perfecto de relax para tu tratamiento de belleza. Añade pétalos de flores, un chorrito de tu perfume favorito, enciende incienso y rodea tu bañera de velas. Apaga la luz, pon tu música favorita y desconecta del mundo.

Combina este momento de relajación con un buen vaso de agua con limón. Te ayudará a cuidarte no solo por fuera, si no también por dentro. El limón, por su alto contenido en vitamina C, ayudará a mejorar la piel y protegerla del sol.

3. Pelo brillante con vino blanco

El vino blanco es perfecto para cuidar tu cabello. No hace falta recurrir a acondicionadores y cremas para mantener el pelo sedoso, liso y sin encrespamiento. Coge una botella de un litro, añade una copa de vino blanco y agua. Lávate el pelo con tu champú habitual y, después del aclarado, úsalo como si fuera un acondicionador. Cuando utilices el secador notarás el pelo mucho más suelto y brillante.

4. Ilumina tu rostro con vino tinto gracias a un tratamiento facial en tres pasos

Para el siguiente tratamiento hay que mezclaz un huevo y una copa de vino, batirlo bien y aplicarlo con la piel limpia durante 15 minutos. Después, para la flacidez, utiliza media copita de vino tinto y medio yogur natural. Aplícalo durante otros 15 minutos y acláralo con agua fría. Para terminar el tratamiento, debemos iluminar el rostro. Utiliza una brocha de maquillaje para aplicar el vino por todo el rostro y vuelve a dejarlo actuar durante unos 15 minutos. Es importante aclarar con agua fría.